La sangre de los recuperados por coronavirus, luz de esperanza en la ciencia médica

Actualmente se analiza si el plasma de personas con anticuerpos contra el nuevo coronavirus podría ayudar a salvar vidas y a frenar la expansión mundial de la pandemia.

|
Autoridades sanitarias creen que la posibilidad de poder tratar el Covid-19 está avalado por la historia de este tipo de terapia en la ciencia. [Foto: Pixabay]
Autoridades sanitarias creen que la posibilidad de poder tratar el Covid-19 está avalado por la historia de este tipo de terapia en la ciencia. [Foto: Pixabay]

ESTADOS UNIDOS.- La crisis sanitaria originada por la pandemia de coronavirus ha obligado a científicos y médicos a tomar medidas urgentes en cuanto a los tratamientos que les son aplicados a las pacientes reportados como infectados por el virus de Wuhan. Es por ello que la Administración de Drogas y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) catalogó como un gran paso la aprobación del uso de la nueva terapia, denominada plasma convaleciente, como un nuevo medicamento en investigación de emergencia para el tratamiento en pacientes gravemente enfermos por Covid-19, mientras que continúa el proceso de la vacuna que pueda frenar la propagación de esta enfermedad. 

De acuerdo con un estudio clínico publicado por Science News y traducido por Infobae, la primera transfusión de plasma fue realizada el sábado pasado en el Hospital Metodista de Houston, en Texas.

Se presume que para cuando la FDA autorizó los ensayos y el uso simultáneo de dos tratamientos, plasma convaleciente y globulina hiperinmune, derivados de la sangre de personas que tuvieron Covid-19 y se recuperaron, en distintos puntos de los Estados Unidos, este procedimiento ya se implementaba en pacientes críticos a esta terapia. 

La prueba médica se había probado en China y, en realidad, mucho antes: en la pandemia de gripe española. Por lo que actualmente se analiza si el plasma de personas con anticuerpos contra el nuevo coronavirus podría ser una luz de esperanza en la ciencia médica que permitiría no sólo salvar vidas sino también torcer el destino de la crisis global.

Te puede interesar: ¿El coronavirus se puede somatizar? Sentirse enfermo sin estarlo verdaderamente

“Esta es un área importante de investigación: el uso de productos hechos de la sangre de un paciente recuperado para tratar potencialmente el Covid-19”, dijo Stephen Hahn, el comisionado de la FDA. 

 

¿Qué es el plasma y cuál es su relación con el Covid-19?

 

De acuerdo con una investigación publicada por el grupo Endi, el plasma es la parte líquida de la sangre, que representa el 55% del volumen de esta. En este líquido de color amarillento están suspendidas las células sanguíneas: los glóbulos rojos, los blancos y las plaquetas.

“El plasma es la parte líquida de la sangre cuando tú le remueves las células y todos los anticuerpos que se producen en respuesta a las distintas infecciones y enfermedades que uno tiene a través de la vida, también están en el plasma”, explica el doctor en Inmunología Aníbal José Valentín Acevedo, quien agrega que “todas las moléculas que utilizan las células del sistema inmunológico para comunicarse se encuentran en el plasma”.

Según comenta el doctor Valentín Acevedo, quien es catedrático auxiliar de la Universidad Central del Caribe (UCC), establecida en Puerto Rico, el plasma se ha venido usando como tratamiento por muchos años, por lo que el planteamiento del uso de la terapia de plasma para tratar a los pacientes cuyas infecciones por coronavirus  son potencialmente mortales tiene una gran lógica científica detrás de sí

Se cree que la posibilidad de poder tratar el Covid-19 está avalado por la historia de este tipo de terapia en la ciencia.

Al recordar que el plasma se ha utilizado de diversas maneras, como puede ser la terapia para pacientes con síndromes genéticos que no producen suficientes anticuerpos y para tratar ciertas infecciones, el doctor Valentín Acevedo detalló que la idea de utilizar el plasma en los pacientes con Covid-19 viene de dos fuentes principales.

“La primera es de los casos que hubo de SARS (síndrome respiratorio agudo grave) y MERS (síndrome respiratorio de oriente medio), que también son coronavirus muy relacionados al que causa el Covid-19, llamado SAR-CoV-2.

En las epidemias pasadas, se vio que los pacientes que tuvieron SARS y MERS tenían anticuerpos en contra de esos virus y que esos anticuerpos eran capaces de neutralizar el virus que causaba esas enfermedades”, plantea el también investigador en la UCC.

“O sea, que esos pacientes, después de curarse de la enfermedad, generaban la inmunidad. Esa es la primera pieza de información”, subraya Valentín Acevedo.

“La otra pieza de información, que es mucho más reciente y es específica al Covid-19, es que, en estos últimos meses, se han hecho estudios con animales, particularmente en primates, en los que, cuando los infectan con el virus que causa el Covid-19, ellos generan una respuesta inmunológica, y que, después de recuperarse, se pueden detectar los anticuerpos en el plasma de estos animales”, comenta, para agregar que, de esta forma se sabe que el sistema inmunológico es capaz de generar una respuesta en contra el virus.

Indica, además, que en esos estudios se reinfectaron a los animales que se habían recuperado y no se logró detectar el virus, “lo que dice que el sistema inmunológico y los anticuerpos logran neutralizar el virus y evitan que este se replique, proveyéndoles protección”.

 

noticias relacionadas