25 de Mayo de 2018

Ciencia y Salud

¿Puedes morir de amor? Aquí te decimos

La ciencia cuenta con casos clínicos que lo relacionan.

¿Se puede morir por amor como dicen los poetas?  (iStock)
¿Se puede morir por amor como dicen los poetas? (iStock)
Compartir en Facebook ¿Puedes morir de amor? Aquí te decimosCompartir en Twiiter ¿Puedes morir de amor? Aquí te decimos

Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- Sí, a todos nos ha pasado. Perder al amor de tu vida. Separarte de quien creías que sería tu compañía para toda la vida... Pero aunque sientes que el corazón 'se te rompe', ¿se puede morir por amor como dicen los poetas?

Esto dice la ciencia...

Si has oído hablar del síndrome de takotsubo o síndrome del corazón roto conoces la respuesta: Sí, sí se puede morir por amor, informa el portal de noticias Huffingtonpost.

De acuerdo con Rolando Díaz Loving, profesor e investigador de la facultad de psicología de la UNAM, hay evidencia científica que muestra que cualquier trastorno psicológico suele implicar alteraciones físicas (y viceversa), por lo que el sufrimiento de estados emocionales negativos persistentes sí puede afectar las funciones del organismo en general y hacer vulnerable el cuerpo para desarrollar o mantener enfermedades.

También te puede interesar: ¿Conoces los tipos de besos? ¡Lee esto!

(Autocrecimiento).

Esto quiere decir que cualquier emoción fuerte de enojo, depresión, ansiedad, tristeza sí puede afectar tu corazón... incluyendo un mal de amor. ¿Esto puede matarte? Dependerá de tu salud.

El síndrome de takotsubo

La ciencia no vincula historias de amor y desamor con enfermedades pero sí cuenta con casos clínicos que lo relacionan.

Es el caso del síndrome o miocardiopatía de takotsubo (o del corazón roto), considerada como una enfermedad rara y de baja incidencia (descrita por primera vez en Japón en la década de los años 90), en donde el estrés crónico y las depresiones ocasionadas por eventos estresantes, emocionales o físicos se relacionan con efectos biológicos negativos.

¿En qué consiste?

De acuerdo con la agencia Conacyt, los eventos muy estresantes deforman el ventrículo izquierdo del corazón, lo que ocasiona un estrechamiento de las arterias coronarias y que la zona tome forma similar a una vasija (de ahí su nombre, pues en japonés, tako significa pulpo y tsubo, olla).

Con ello, el corazón pierde fuerza en la capacidad de bombeo y, finalmente, da manifestaciones similares a las de un infarto.

"El corazón es un cono, con la enfermedad hace que cambie la forma de ese cono y se haga 'un jarrito' que va a dilatarse de la punta, cancelando el bombeo de sangre", explica el Conacyt.

Eliud Samuel Montes Cruz, ecocardiografía e investigador del Hospital Regional 1o de Octubre del ISSSTE, explica que este padecimiento ocasiona insuficiencia cardiaca severa y el paciente comienza a tener dificultades para respirar, incluso requiere de hospitalización.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios