Murciélagos han sido víctimas de agresiones por temor a Covid-19

A partir del surgimiento del Covid-19, los murciélagos se convirtieron en víctimas de ataques por el miedo a que contagien la enfermedad a los humanos.

|
Foto: Archivo.
Foto: Archivo.

Ciudad de México.- Los murciélagos no son portadores del virus que causa el Covid-19, pero han sido víctimas de agresiones en países como Cuba, Perú y México.

A partir del surgimiento del Covid-19, los murciélagos se convirtieron en víctimas de ataques por el miedo a que contagien la enfermedad a los humanos. Colonias enteras han sido quemadas en países como Cuba, Perú y México, según denuncias de activistas.

El virus SARS-CoV-2, responsable del Covid-19, no se ha encontrado en ningún murciélago, por lo que estas agresiones son injustificadas, considera Jesús Hernández Montero, investigador de la Universidad de Greifswald de Alemania.

¿Existe relación entre el Covid-19 y los murciélagos?

Los murciélagos herradura se caracterizan por tener protuberancias en forma de herradura en la nariz. Hasta el momento, no se ha encontrado el SARS-CoV-2 en ningún murciélago estudiado en el mundo.

En Asia, otros coronavirus similares al que provoca el Covid-19 fueron hallados en murciélagos de herradura, especies que ni siquiera habitan en América, comenta Hernández Montero.

En febrero, un estudio de China reveló que el SARS-CoV-2 aislado de humanos es 96 por ciento similar a otros coronavirus que portan los murciélagos, aunque esta similitud no es suficiente para afirmar que se tratan del mismo virus, afirma el maestro en Ecología por el Instituto de Ecología (Inecol).

¿Pueden contagiar el Covid-19?

Una persona no puede contraer el Covid-19 por el contacto con un murciélago, asegura la organización Bat Conservation International.

En general, el riesgo de contagio es muy bajo porque es muy improbable que ocurran interacciones entre murciélagos y humanos, indica el Servicio Nacional de Parques de Estados Unidos.

En México, es aún más impensable que uno de estos animales transmita el Covid-19 a un ser humano, señala Hernández Montero.

¿Por qué los atacan?

Incluso sin el Covid-19, los murciélagos son animales que suelen experimentar ataques por mitos acerca de estos mamíferos, como que chupan sangre a las personas.

Si bien a raíz de la pandemia se han reportado algunas agresiones, el ecólogo teme que la mayoría ocurren en áreas rurales, donde no son notificadas a las autoridades.

¿Dónde ocurrieron los ataques?

Cuba: En abril, personas quemaron colonias enteras de murciélagos que vivían en cuevas y edificios, denunciaron activistas.

India: En mayo, cerca de 200 murciélagos fueron asesinados por personas que buscaban detener la expansión de la pandemia.

Indonesia: En marzo, ciertos de murciélagos fueron sacrificados para, según las autoridades, evitar la propagación del Covid-19.

México: En mayo, murciélagos aparecieron muertos en Mérida en circunstancias extrañas, por lo que expertos sospechan que fueron víctimas de un ataque por miedo al Covid-19.

Perú: En marzo, unos 200 murciélagos fueron quemados por campesinos temerosos a que los contagiaran con el Covid-19.

Rwanda: En abril, autoridades dispararon cañones de agua contra murciélagos que descansaban para alejarlos de la capital del país.

¿Por qué no hay que atacarlos?

Los murciélagos garantizan que bosques, selvas y desiertos se mantengan saludables porque son dispersores de semillas, polinizadores y controladores de plagas, enfatiza la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

En México, sus aportaciones también son económicas porque polinizan las plantas de agave, de las que se destilan bebidas como el mezcal y el tequila, que son la base de una industria que genera millones de pesos, señala Hernández Montero.

Por otro lado, son portadores de una gran cantidad de virus que no los afectan, pero pueden ocasionar enfermedades a otras especies, incluido el ser humano.

"Al estar alterando su hábitat o meterse a cuevas a despertarlos, su sistema inmune se debilita por el estrés que están sufriendo. Eso puede generar que haya brotes de enfermedades", advierte el ecólogo.

Atacar a poblaciones de estos animales también impacta de manera negativa a los humanos porque se alimentan de insectos que transmiten enfermedades como zika, dengue y chikunguña.

noticias relacionadas