21 de Octubre de 2019

Ciencia y Salud

¿Conoces el martaki, la pulsera griega para recibir la primavera?

Su uso recuerda que Perséfone fue secuestrada por Hades y, al buscarla, su madre provocó el primer invierno.

El uso del martaki es una tradición muy arraigada en Grecia para recibir la primavera. (Foto: Etsy @PeaceofRain)
El uso del martaki es una tradición muy arraigada en Grecia para recibir la primavera. (Foto: Etsy @PeaceofRain)
Compartir en Facebook ¿Conoces el martaki, la pulsera griega para recibir la primavera?Compartir en Twiiter ¿Conoces el martaki, la pulsera griega para recibir la primavera?

Agencia

CIUDAD DE MÉXICO.- Está hecha de hilos rojos y blancos, se coloca en una de las muñecas y se debe portar durante todo el mes de marzo; es el martaki, un accesorio con el que  los griegos celebran la entrada de la primavera.

Es una tradición que tiene sus orígenes en la antigua Grecia, en concreto en los misterios eleusinos. Estos estaban basados en un mito protagonizado por Deméter, la diosa de la vida, la agricultura y la fertilidad. Su hija, Perséfone, fue secuestrada por Hades, el dios de la muerte y el inframundo, y su madre desesperada se puso a buscarla descuidando sus deberes. Entonces, la tierra se heló y la gente pasó hambre: el primer invierno. La fertilidad volvió a la tierra cuando Deméter retomó sus labores: la primera primavera.

También te puede interesar: Organízate: Estos serán los eventos astronómicos de marzo

Uno de los rituales de los misterios eleusinos era poner un hilo en la mano derecha y oro en el pie izquierdo, para representar de esta manera el final y el inicio de los dos estados opuestos; la vida y la muerte.

Rezaban para que su paso de una etapa a otra fuera de una manera protegida y controlada, sin sufrir el horror de la pérdida.

Hoy, se lleva una pulsera de hilos blancos y rojos que forman un lazo en cualquiera de las dos manos, del 1 hasta el 31 de marzo.

Significa protección para la población infantil en primavera

Su significado también ha cambiado. Se supone que los niños deben hacerlo el último día de febrero y llevarlo el primer día de marzo antes de salir de su casa. Así el sol, de mayor intensidad de luz, no va a ‘’quemar’’ su rostro y si consiguen conservar el martaki hasta el final del mes, tendrán suerte y serán protegidos todo el verano y hasta que los rayos del sol vuelvan a debilitarse por la llegada del invierno.

Cuando es 31 de marzo el martaki se quita y se deja encima de un rosal para que lo recojan las golondrinas y construyan su nido con él. Otra vez encontramos los valores de amor, protección, vida y la consideración hacia la naturaleza.

A pesar de que haya pasado a aplicarse solo a los niños, es una costumbre de la que muchos mayores siguen disfrutando. Algunos dicen que lo hacen por no perder el niño que llevan dentro y otros por ser supersticiosos.

(Con información de blogs.20minutos.es)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name