¿Qué es la energía eólica?

El viento mueve todo y ese movimiento es capaz de iluminar ciudades gracias a la energía eólica. Conócela y haz algunos juguetes.

|
La energía eólica es una fuente de energía renovable que no produce contaminación y puede ser usada por todos.
Recibe noticias y descuentos exclusivos en tu correo
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

La energía eólica es aquella que se obtiene directamente de la fuerza del viento. Se trata de una de las energías más prometedoras dado su bajísimo impacto ambiental. Sin embargo, esta fuente tiene algunas desventajas. Sigue leyendo para conocer más. 

Entre las ventajas de este manera de proveer luz:

  • Es inagotable (el viento siempre va a soplar)
  • Es limpia (no produce residuos contaminantes)
  • Es segura (no hace daño a los humanos y al planeta Tierra)
  • Es para todos (la pueden aprovechar en la ciudad y en las comunidades más remotas)
  • Es compacta (no ocupa tanto espacio como otras instalaciones de generación de energía)
  • Es ideal para generar empleos locales
  • Es compatible con la agricultura y la ganadería

Por otro lado, esta opción de energía renovable tiene sus desventajas: 

  • Es necesario que tenga apoyo de otra fuente (contaminante o solar)
  • Es imposible almacenarla (se debe usar conforme se genera)
  • Es necesario que existan rachas de viento entre 10 y 40 kilómetros por hora
  • Es polémica porque los aerogeneradores “afean” el paisaje
  • Es ruidosa si se emplea tecnología no actualizada
  • Es peligrosa para las aves que sobrevuelan la zona

Proceso para generar energía eólica

La fuerza del viento puede ser aprovechada tanto en una casa, una granja o en inmensos parques donde se instalan “molinos” o “aerogeneradores”.

 

Estos enormes dispositivos cuentan con un anemómetro y una veleta que les indican por dónde está soplando el viento. Así, el enorme ventilador rota sobre su eje y se orienta automáticamente para aprovechar el viento. 

Cuando las corrientes del aire “chocan” con las aspas, estas comienzan a girar. 

Una aspa puede girar entre 7 y 12 vueltas por minuto gracias a una multiplicadora que eleva su velocidad. Imagínate: Las palas llegan a medir más de 60 metros cada una. Son ligeras pero resistentes. 

El movimiento de las aspas hace girar un eje que está conectado a un generador. Este aprovecha la energía cinética del viento y se encarga de transformarla en energía. 

 

Finalmente, la energía eléctrica baja por la torre eólica hasta su base, donde un transformador eleva su tensión para poderla transportar a una subestación, donde nuevamente se elevan la tensión para enviarla a la red de energía eléctrica, que es la que llega a negocios, industrias y hogares. 

 

Juguetes eólicos caseros

Turbina Eólica

Una turbina eólica como las que pueden verse en los paisajes puede ser fabricada en casa por un niño. Para hacer el siguiente juguete, el niño debe ser supervisado por un adulto.



Carrito Eólico

Este es un juguete inolvidable. Sirve para demostrar a los niños cómo es que funciona la energía cinética, es decir, aquella que se produce gracias al movimiento. Nada más emocionante que construir un auto con material reciclado y hacer que este avance de manera autónoma. Acompaña al menor para que el ejercicio sea seguro. 



Molinillo de Viento

Este es un clásico. Si decides hacerlo de colores, verás cómo éstos se fusionan y se crean colores nuevos cada vez que giran las aspas. Cuando el menor finalice el proyecto, el molinillo o rehilete puede ser colocado en una ventana o el jardín. ¡Háganlo y diviértanse juntos!

Experimentos para niños

Si quieres reforzar los contenidos de la energía eólica, puedes poner en práctica estos experimentos. Y siempre, siempre, los menores deben ser supervisados para que el aprendizaje sea divertido y seguro. 

Cargando siguiente noticia