Este es el daño que el queso causa al planeta: Euromonitor Internacional

Un especialista indica que, en caso de optar por su consumo, es mejor adquirir productos frescos, bajos en grasa y locales.

|
(Agencia Reforma)
Recibe noticias y descuentos exclusivos en tu correo
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

Abel Vázquez

Ciudad de México.- En México, el queso es un alimento popular: en promedio, cada habitante del país consume 6 kilogramos de este lácteo al año, según un reporte de mercado de Euromonitor Internacional.

Sin embargo, es uno de los productos que más impacta de manera negativa al medio ambiente durante su producción, de acuerdo con el Consejo para la Defensa de Recursos Naturales (NRDC, por sus siglas en inglés).

Criar al ganado requiere mucha energía, mientras que el cultivo de su alimento implica el uso de pesticidas y fertilizantes, comenta Sujatha Jahagirdar Bergen, especialista del programa de Alimentos y Agricultura de la organización.

"Después de que las vacas comen ese alimento, liberan metano (CH4) a través de sus sistemas digestivos y su estiércol también produce muchos gases de efecto invernadero", detalla.

Liberar CH4 contribuye a agravar la crisis climática, pues es un gas de efecto invernadero 25 veces más potente que el dióxido de carbono (CO2).

Cada kilo de queso consumido genera 13.5 kilos de CO2

Por cada kilogramo de queso consumido, se emiten 13.5 kilogramos de dióxido de carbono equivalente (CO2e), indica un reporte de 2011 del Grupo de Trabajo Ambiental (EWG, por sus siglas en inglés).

El queso es el alimento con el tercer impacto más grande en cuanto a emisiones entre los 20 productos que comprende el informe basado en un análisis de ciclo de vida.

Sólo la carne de cordero y la carne de res emiten más gases de efecto invernadero.

En comparación con el yogurt y la leche, el queso es el lácteo que más emisiones de CO2e libera, apunta el documento "Guía para los consumidores de carne sobre cambio climático + salud".

Estos son los quesos que menos contaminan y son más sanos

En caso de consumir quesos, NRDC recomienda que sean frescos y bajos en grasa porque su impacto ambiental es inferior a otro tipo de quesos.

Comer quesos italianos, por ejemplo, implica la emisión de más gases por su proceso de envío, que es responsable de casi el 50 por ciento de sus emisiones.

A decir de Bergen, quienes consumen este producto deberían de comer más plantas y menos productos de origen animal con la finalidad de mejorar su salud y la del planeta.

Cargando siguiente noticia