17 de Noviembre de 2018

Ciencia y Salud

Vacaciones traen más accidentes para los niños en casa

El lugar más común es la cocina y por contacto con tomas de corriente.

En la cocina está el peligro de sufrir quemaduras por alimentos o utensilios calientes. (Internet)
En la cocina está el peligro de sufrir quemaduras por alimentos o utensilios calientes. (Internet)
Compartir en Facebook Vacaciones traen más accidentes para los niños en casaCompartir en Twiiter Vacaciones traen más accidentes para los niños en casa

Agencias
CIUDAD DE MÉXICO.- Indudablemente que las vacaciones son los periodos del año que más disfrutan los niños, por la cantidad de tiempo libre que tienen para descansar, sin embargo, aumenta el riesgo por estar en el hogar, por el cambio de rutina habitual que los hace mayormente traviesos.

La mayoría de los percances ocurren en la cocina, ya que los pequeños al jugar mueven sartenes que están en la estufa ya sea con agua o aceite caliente, que al mover el asa, se los pueden echar encima.

De igual manera ha sucedido que los pequeños irrumpen en los contactos eléctricos metiéndoles cucharas o tenedores, lo que puede provocar una descarga eléctrica o bien pueden meter la mano a la batidora o licuadoras, mientras que otros pequeños han resultado con quemaduras al tocar la plancha caliente que dejó encendida la mamá.

También te puede interesar: Aumentan los accidentes viales durante Semana Santa

Los accidentes domésticos más frecuentes durante el periodo vacacional, pueden ser las quemaduras, las fracturas de huesos, los traumatismos cráneo-encefálicos y las intoxicaciones por productos de limpieza y medicamentos.

También los atragantamientos, cortes en la piel con cuchillos y las contusiones entran dentro de los incidentes más comunes.

De acuerdo a estadísticas, los conocedores recomiendan tener especial cuidado con los utensilios de cocina peligrosos, por ejemplo cuchillos, mecheros, fogones, tijeras, desarmadores, encendedores, picahielos, etcétera.

Deben mantenerse fuera del alcance de los niños, lo mismo que los medicamentos y los productos de limpieza, ya que un niño hasta de 10 años, tiene curiosidad por conocer el sabor.

A la vez se debe prestar especial atención a las ventanas abiertas en los meses de calor, a los ventiladores y, por supuesto, a los enchufes y otros aparatos eléctricos que puedan suponer un riesgo para los pequeños.

Y en cuanto a la visita de lugares para nadar o asolearse, citó que las quemaduras del sol también lastiman, al igual que cortes con piedras, caídas en los bordes de las piscinas o picaduras de animales venenosos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios