13 de Diciembre de 2017

Ciencia y Salud

Se amputan los dedos para usar tacones

Cada vez son más las mujeres que acuden a especialistas con el objetivo de intervenir sus pies para que lograr que sus zapatos de taco alto les calcen bien.

La remoción de un dedo, con fines estéticos, se está convirtiendo en una moda. (Agencia Reforma)
La remoción de un dedo, con fines estéticos, se está convirtiendo en una moda. (Agencia Reforma)
Compartir en Facebook Se amputan los dedos para usar taconesCompartir en Twiiter Se amputan los dedos para usar tacones

Staff/Agencia Reforma
MÉXICO, D.F.- La preocupación por verse bien en Estados Unidos parece no tener fin e implica recurrir a intervenciones quirúrgicas o procedimientos extremos.

Desde las inyecciones de bótox en las axilas para evitar la sudoración, el uso varias capas spanx para meter la pancita, las inyecciones de colágeno en los labios y mejillas y las dietas de sólo un alpiste al día, parece que van aún más lejos.

Lo último, que recuerda la costumbre milenaria china de vendar los pies a las mujeres para hacerlos hermosos, es cortar los meñiques del pie para usar zapatos de manera más sutil y elegante.

Hasta hace cuatro meses, la última moda entre los estadounidenses era operarse los dedos de los pies para adelgazarlos. De acuerdo con Fox News esa tendencia al parecer ya fue desplazada por la llamada "Stiletto Surgery".

La cadena de noticias señala que cada vez son más las mujeres que acuden a especialistas con el objetivo de intervenir sus pies, pero no para mejorar su aspecto, sino para que lograr que sus zapatos de taco alto les calcen bien y puedan utilizarlos con comodidad.

Las cirugías pueden llegar a costar miles de dólares y en ellas se acortan dedos, se aplican inyecciones de colágeno e incluso hay quienes solicitan la remoción completa de los meñiques.

Susan Deming se sometió al procedimiento y relató su experiencia a Fox News. A esta mujer le encantaba vestir tacones, hasta que presentó dolores a tal punto que sólo podía usar ese tipo de calzado por unos pocos minutos.

"Tenía callos y todo tipo de problemas en mi pie izquierdo. Y finalmente había una solución", contó Deming.

Incluso hay mujeres que optan por la remoción completa de los meñiques

El origen de sus dolencias era que el segundo dedo de esa extremidad era más largo que los otros, por lo que la solución fue acortarle un centímetro.

Nathan Lucas, podiatra de Memphis, quien desde hace 15 años realiza inyecciones de colágeno para amortiguar la pisada, aseveró en el noticiero que el procedimiento que el práctica se hace con regularidad.

"Cuando se ponen sus tacones altos es como si estuvieran caminando sobre almohadas", describió Lucas.

Empero, el especialista, reconoció que la remoción de un dedo, con fines estéticos, se está convirtiendo en una moda.

"Eso es un poco extremo. No le amputaría un miembro a nadie a menos que sea necesario", afirmó.

Esta declaración fue increpada por Susan Deming, quien dijo sentirse feliz con la intervención.

"Hasta que no estés en esa situación y no puedas encontrar zapatos que no te hagan daño, no juzgues", apuntó Deming.

El cirujano plástico Gustavo González comentó que en dos décadas de trabajo nunca lo han consultado para hacer este tipo de procedimientos.

"Los dedos son una pieza básica en la marcha y para correr. Esto podría funcionar solamente al usar zapatos cerrados pero, ¿Qué pasa  entonces con sandalias?", asevera González.

"Actualmente, para corregir los llamados juanetes se hacen microcirugías para evitar dejar cicatrices, pero eso es todo lo que hago", puntualiza.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios