22 de Junio de 2018

Ciencia y Salud

Simulación de ambientes espaciales ¡en México!

La UNAM recreará ambientes del espacio exterior con motivo de pruebas.

La simulación de ambiente espacial de la UNAM podrá ayudar a mejorar la construcción de satélites. (radio.uchile.cl)
La simulación de ambiente espacial de la UNAM podrá ayudar a mejorar la construcción de satélites. (radio.uchile.cl)
Compartir en Facebook Simulación de ambientes espaciales ¡en México!Compartir en Twiiter Simulación de ambientes espaciales ¡en México!

Agencias
CIUDAD DE MÉXICO.- Las condiciones a las que se enfrenta un satélite pequeño una vez que está en órbita serán reproducidas en el Centro de Nanociencias y Nanotecnología (Cnyn) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), campus Ensenada, mediante la construcción de cámaras de simulación de ambientes espaciales, informa un boletín de prensa del Conacyt.

Con el proyecto, en el que colaboran investigadores del Cnyn y del Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (CICESE), se desarrollarán las pruebas previas a la comercialización de nanosatélites por parte de la empresa Simple Complexity.

También te puede interesar: De la oscuridad nace la luz: estrellas en agujeros negros

En entrevista con la Agencia Informativa Conacyt, Gerardo Soto Herrera, jefe del Departamento de Fisicoquímica de Nanomateriales del Cnyn, explicó que las condiciones a las que se enfrenta un satélite en órbita son complejas.

“Los ambientes espaciales son muy complicados: son muy bajas presiones, son cambios de temperatura muy bruscos y exposiciones a radiación muy intensas; lo que tenemos que hacer es certificar que esos satélites efectivamente van a poder trabajar en el espacio”, apuntó.

Comunicó que por ahora han iniciado con la revisión de las dimensiones del nanosatélite, así como sus requerimientos y parámetros, a partir de los cuales se diseñarán sistemas de vacío y de prueba para garantizar que funcionarán fuera de la atmósfera terrestre.

El reto al que se enfrentan los investigadores no es menor: deben probar un satélite con dimensiones de cinco centímetros de largo, cinco centímetros de ancho y 2.5 centímetros de espesor.

Antonio Hernández, técnico de la empresa Simple Complexity y egresado del doctorado en telecomunicaciones para sistemas satelitales del CICESE, mencionó que el objetivo de la compañía no es solamente comercializar el satélite sino ofertar también el servicio completo de lanzamiento y comunicación, bajo un mismo costo.

Por ello, el satélite debe tener la capacidad de cumplir con las funciones que le asigne cada cliente, que pueden ir desde la medición de campos magnéticos hasta la captura de fotografías de alta resolución.

Refirió que la empresa ha entablado colaboraciones estratégicas con universidades y centros de investigación del país, como es el caso del Cnyn de la UNAM, debido a que la adquisición de equipo para el desarrollo y pruebas del femtosatélite le resulta demasiado elevado.

“De aquí saldrá un prototipo y la producción. Toda esa tecnología se va a transferir a la compañía y se terminará haciendo un satélite mexicano”, adelantó Antonio Hernández.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios