Sindemia por coronavirus: ¿Qué es y qué lo hace diferente a una pandemia?

La sindemia se refiere a problemas sinérgicos que afectan a la salud de una población en sus diferentes contextos ambientales, socioeconómicos, ecológicos o políticos.

|
A menos que los gobiernos conciban políticas y programas para invertir las profundas disparidades, nuestras sociedades nunca estarán seguras con Covid-19, enfatizó Richard Horton en el artículo de la revista The Lancet. [Foto: Pixabay]
Recibe noticias y descuentos exclusivos en tu correo
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

INGLATERRA.- Tremendo revuelo causó el último artículo de opinión del director de la revista científica The Lancet, Richard Horton, luego de que sus palabras hayan sido tergiversadas, al indicar que la crisis mundial por coronavirus no es una pandemia, sino una sindemia. No faltó quien aseverara que el experto negaba la existencia de la infección todavía presente en la mayor parte del mundo, cuando en realidad la publicación en el medio especializado manifiesta que se trata de un fenómeno más complejo, en el que confluyen otras enfermedades y diversos factores sociales. 

¿Qué es sindemia? 

La voz sindemia, designa una sinergia de epidemias que comparten factores sociales y que coexisten en tiempo y lugar, interactuando entre sí, es válida, detalló el portal especializado FondéuRAE

“La sindemia se refiere a problemas sinérgicos que afectan a la salud de una población en sus diferentes contextos ambientales, socioeconómicos, ecológicos o políticos. Con la voz sindemia se alude a la coexistencia durante un periodo y en un lugar de dos o más epidemias que comparten factores sociales, de tal modo que estas se retroalimentan entre sí y acaban interactuando y causando secuelas complejas”, acotó. 

Merrill Singer y su aporte a la ciencia 

El término sindemia, es en realidad un neologismo que combina sinergia y pandemia, el cual fue acuñado por el antropólogo médico estadounidense Merrill Singer y utilizado para explicar una situación en la que “dos o más enfermedades interactúan de forma tal que causan un daño mayor que la mera suma de estas dos enfermedades”.

“El impacto de esta interacción está además facilitado por condiciones sociales y ambientales que juntan de alguna manera a estas dos enfermedades o hacen que la población sea más vulnerable a su impacto”, explicó Singer en entrevista con la BBC Mundo.

Richard Horton y The Lancet 

Richard Horton, explica en el artículo titulado “Fuera de línea: Covid-19 no es una pandemia”, que por un lado se encuentra el SARS-CoV-2, el virus que provoca el coronavirus y por otro, una serie de enfermedades no transmisibles.

“Pero lo que hemos aprendido hasta ahora nos dice que la historia de Covid-19 no es tan simple. Dos categorías de enfermedades están interactuando dentro de poblaciones específicas: la infección por el coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo severo (SARS-CoV-2) y una serie de enfermedades no transmisibles (NCD). Estas condiciones se están agrupando dentro de grupos sociales según patrones de desigualdad profundamente arraigados en nuestras sociedades. La agregación de estas enfermedades en un contexto de disparidad social y económica exacerba los efectos adversos de cada una de ellas”, indicó. 

“Abordar Covid-19 significa abordar la hipertensión, la obesidad, la diabetes, las enfermedades cardiovasculares y respiratorias crónicas, y el cáncer. Prestar mayor atención a las enfermedades no transmisibles no es una agenda sólo para las naciones más ricas. Las enfermedades no transmisibles son también una causa descuidada de mala salud en los países más pobres”. He aquí que Horton evidencia que el impacto de la crisis por coronavirus sin duda es mayor entre los grupos vulnerables de la humanidad. 

“Por muy eficaz que sea un tratamiento o una vacuna protectora, la búsqueda de una solución puramente biomédica para Covid-19 fracasará. A menos que los gobiernos conciban políticas y programas para invertir las profundas disparidades, nuestras sociedades nunca estarán verdaderamente seguras con Covid-19”, puntualizó. 

Nuestras sociedades necesitan esperanza

Finalmente Richard Horton, detalló que la crisis económica que avanza hacia nosotros no se resolverá con una droga o una vacuna. Se necesita nada menos que un renacimiento nacional. 

“Acercarse a Covid-19 como una sindemia invitará a una visión más amplia, una que abarque la educación, el empleo, la vivienda, la alimentación y el medio ambiente. Ver Covid-19 sólo como una pandemia excluye un prospecto más amplio pero necesario.

(Con información de BBC Mundo y The Lancet)

 

Cargando siguiente noticia