14 de Noviembre de 2018

Ciencia y Salud

Camas de humanos son más sucias que los nidos de chimpancés

Estos muebles tienen una comunidad microbiana mucho más poblada.

Expertos llaman a lavar otros elementos de la cama. (Internet)
Expertos llaman a lavar otros elementos de la cama. (Internet)
Compartir en Facebook Camas de humanos son más sucias que los nidos de chimpancésCompartir en Twiiter Camas de humanos son más sucias que los nidos de chimpancés

Agencia
España.- La cama es uno de los lugares preferidos para muchas personas. Sin embargo, quizá no vuelvas a mirarla con los mismos ojos cuando sepas que la cama está mucho más sucia de lo que crees.

Diversos estudios científicos demuestran que en nuestro lecho nos acompañan millones de microbios. Y no es de extrañar: pasamos en la cama aproximadamente un tercio de nuestra vida, y cuando estamos descansando dejamos restos de piel muerta, sudor, saliva y otros fluidos corporales que sirven de alimento a todo tipo de microorganismos. Esto, unido al ambiente cálido y húmedo de nuestros colchones y almohadas, convierten a la cama en el cultivo ideal para los gérmenes, informa el portal ComputerHoy.

También te puede interesar:  ¿Mito o realidad? Es malo comer aguacate después de un coraje

De acuerdo con una investigación reciente de la Universidad Estatal de Carolina del Norte (Estados Unidos), las camas de los seres humanos tienen una comunidad microbiana mucho más poblada que las de los chimpancés. En la de una persona, aproximadamente el 35% de los microbios provienen de su propio cuerpo, "incluidas las bacterias fecales, orales y de la piel", según Megan Thoemmes, autora principal del estudio. En cambio, los nidos de los chimpancés están dominados por las bacterias ambientales, microbios orales, de las heces y la piel de los animales son casi inexistentes.

"Este trabajo resalta el papel que juegan las estructuras hechas por el hombre en la formación de los ecosistemas de nuestro entorno inmediato", explica. "De alguna manera, nuestros intentos de crear un ambiente limpio para nosotros mismos pueden hacer que sea menos ideal".

La investigación demuestra que en el caso de los chimpancés, el hecho de dormir en su entorno natural reduce la cantidad de bacterias a las que están expuestos. En cambio, en el caso de los hogares humanos, al encontrarse aislados del exterior los microorganismos de nuestro cuerpo no tienen a dónde ir, por lo que se acumulan en la cama, el sofá, las toallas o las alfombras.

Por este motivo, es recomendable lavar las sábanas una vez a la semana con agua caliente. Además, tampoco podemos olvidarnos de lavar otros elementos de la cama. Por ejemplo, es recomendable lavar las almohadas una vez cada seis meses, el edredón de dos a tres veces al año, y los colchones dos veces al año.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios