17 de Diciembre de 2017

Ciencia y Salud

Té de guarumbo sirve para controlar niveles de glucosa

Tiene un efecto hipoglucemiante similar al de la metformina, una sustancia usada en tratamientos convencionales para la diabetes.

Té de guarumbo, un árbol que llega a medir 20 metros de alto. (telediario.mx)
Té de guarumbo, un árbol que llega a medir 20 metros de alto. (telediario.mx)
Compartir en Facebook Té de guarumbo sirve para controlar niveles de glucosaCompartir en Twiiter Té de guarumbo sirve para controlar niveles de glucosa

Agencias
MÉXICO, DF.- En varias zonas rurales de México los diabéticos controlan sus niveles de glucosa conde guarumbo (Cecropia obtusifolia Bertol), un árbol que llega a medir 20 metros de alto.

A partir del conocimiento empírico aplicado por nahuas, chinantecas y mayas, Adolfo Andrade, profesor e investigador de la Facultad de Ciencias (FC) de la UNAM, ha indagado por 20 años en modelos experimentales la eficiencia de la infusión y su mecanismo, a fin de  desarrollar un fitofármaco avalado científicamente, según informa Milenio.

El biólogo y doctor en ciencias en programa mixto por la UNAM y el Instituto de Farmacia de la Universidad de Bonn, Alemania, es especialista en etnofarmacología, una rama de la etnobiología que estudia las propiedades de las plantas medicinales y genera medicamentos con rigor científico.

“El té de hojas de guarumbo tiene un efecto hipoglucemiante similar al de la metformina usada en tratamientos convencionales para gente con diabetes tipo 2”, señaló el especialista.

Los seres vivos necesitan glucosa todo el tiempo, pues está involucrada en procesos básicos como la respiración y el movimiento. Tenemos dos vías para obtenerla: los alimentos y el hígado, que provee de esa sustancia a las células en los periodos en que no ingerimos alimentos, por ello tenemos un almacenamiento de “glucosa” hepática, explicó Andrade.

“La comida que no es quemada inmediatamente se almacena como glucógeno, si el cuerpo está en ayuno, el hígado aporta glucosa; eso nos permite estar vivos mientras dormimos, pues respiramos, el corazón late y se llevan a cabo funciones metabólicas”, detalló.

En los diabéticos la producción de glucosa se altera porque hay una falta de señalización de la insulina. Si esta última está presente, apaga ese funcionamiento del hígado, explicó.

Switch off

La insulina es el mecanismo de apagado o switch off, pero en el diabético está alterado y el hígado continúa con la aportación de glucosa. “Durante el sueño, el hígado puede aportar hasta 35 gramos, lo que eleva significativamente la cantidad de glucosa. Los daños crónicos (retinopatía, nefropatía y neuropatía, entre otros) están dados principalmente por el exceso de esa sustancia”, explicó.

Con dos principios activos del guarumbo (identificados durante su doctorado en Alemania), se realiza el apagado para que el hígado deje de sobreproducir glucosa. “La planta hace el switch off, pues bloquea enzimas de salida”.

El universitario reveló que, tradicionalmente, el té de guarumbo se ingiere como agua de uso, no con comida. Ello coincide con la inhibición de la gluconeogénesis, pues debe frenarse en el día, en el momento que no se consumen alimentos. “En este caso, la observación popular sí tiene una explicación farmacéutica”, comentó.

Experimentos

Andrade se interesó por el guarumbo porque se lo mencionaron en comunidades rurales y mercados. “En el doctorado en Alemania decidí analizar la planta, identifiqué los dos principios activos más abundantes, los aislé, se comprobó que no tenían toxicidad y se diseñó el estudio con pacientes”.

En la primera etapa del trabajo de laboratorio llevó a cabo experimentos con ratas diabéticas para ver el efecto. “El resultado fue que bajó su nivel de glucosa”, indicó.

Hace ocho años, el investigador estableció una colaboración con Cristina Revilla, del Centro Médico Siglo XXI, para realizar un protocolo con pacientes humanos.

“Médicos del IMSS proporcionaron a ocho pacientes el té que hice con una preparación tradicional y con control químico de calidad. Lo tomaron durante 66 semanas, pues el mecanismo de acción tiene un efecto a largo plazo, y también controlaron los niveles de glucosa”, comentó Andrade.

Una vez publicados sus resultados científicos sobre cómo funcionan los dos principios activos de la planta para controlar la glucosa, Andrade busca financiamiento para patentar un novedoso método de extracción y de acción de la planta.

“Ya tenemos la forma de extracción, pero no estamos en trámite de patente porque hace falta dinero. Ese proceso permitiría que la UNAM sea la propietaria de toda la investigación”, precisó.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios