19 de Junio de 2018

Deportes

América confirma su estrategia y elimina al Cruz Azul

Las Águilas dieron lección a los Cementeros, empatando y sacándolo de la Liguilla.

América, por sus numerosas bajas, plantó una línea de cinco defensores. Foto: (Medio Tiempo)
América, por sus numerosas bajas, plantó una línea de cinco defensores. Foto: (Medio Tiempo)
Compartir en Facebook América confirma su estrategia y elimina al Cruz AzulCompartir en Twiiter América confirma su estrategia y elimina al Cruz Azul

Agencia
MÉXICO.- La Liguilla es un torneo donde los fuertes sobreviven. Aunque en algunas ocasiones algún equipo con suerte logra trascender en estas instancias. Pues bien, Cruz Azul ni fue fuerte ni fue suertudo, por eso se marcha de manera gris y decepcionante de esta fase final.

Un equipo tan curtido y experimentado en estos menesteres, que sólo hizo gala de oficio y empaque para deshacerse de La Máquina con el reglamento en la mano, con dos empates sin goles que le dieron el boleto a semifinales gracias a su mejor posición de la tabla.

También te puede interesar: Rayados de Monterrey aniquila al Atlas 4-1, en cuartos de final (Video)

De acuerdo con Medio Tiempo, el América no fue espectacular, sí, es cierto, pero supo fraguar bien una estrategia para solventar las bajas con las que llegó a esta serie. Diezmado y todo detuvo la euforia celeste en 180 minutos y por ese mérito se ganó a todo pulso un lugar entre los mejores cuatro clubes.

La primera media hora bien puede borrarse de la memoria de los aficionados, pues el juego ofrecido quedó muy por debajo de lo que uno esperaría de un clásico joven en Liguilla.

Los años pesan y mucho. Cruz Azul se volvió ajeno a las Liguillas en los tres que estuvo lejos de ellas. Nunca supo cómo jugarle a América y por eso, en el que fue el último juego de Jémez, recibió una lección del que sí sabe dominar este arte.

OTRA VEZ MARCHESÍN

Los primeros minutos fueron una oda al tedio y la especulación. América, por sus numerosas bajas, plantó una línea de cinco defensores, tres medios y dos atacantes; más enfocado en contener y destruir, y si por ahí le caía un balón a Oribe Peralta o Silvio Romero que hicieran efectivo, pues negocio redondo.

En tanto, Paco Jémez apostó por repetir alineación, confiado en que sus jugadores ahora sí encontrarían los espacios para romper el cerco americanista.

Nada más alejado de la realidad, pues de nuevo -como en la ida- La Máquina batalló en el último tercio de la cancha y sus mejores momentos otra vez fueron en pelota parada.

La primera media hora bien puede borrarse de la memoria de los aficionados, pues el juego ofrecido quedó muy por debajo de lo que uno esperaría de un clásico joven en Liguilla. Fue más la actitud cautelosa que los ánimos de ofender lo que prevaleció en ese lapso. Algunos tiros lejanos que ni siquiera llegaron hasta los porteros.

Sin embargo, todo cambió pasado este tramo del juego, al minuto 34 Cruz Azul tuvo una de las más clara del primer tiempo; en un tiro de esquina Felipe Mora se levantó en el área y conectó un cabezazo que salió justo a la posición de Marchesín, el guardameta hacía una gran parada.

América respondió casi de inmediato con un disparo de William da Silva que permitió un lucidor lance de Jesús Corona. El juego cobró relevancia y otra vez lo intentó La Máquina, ahora a través de Édgar Méndez con un zurdazo que se fue por arriba de la portería azulcrema.

América respondió casi de inmediato con un disparo de William da Silva que permitió un lucidor lance de Jesús Corona. 

En estos minutos ambos equipos se olvidaron de la especulación; era el momento de arriesgar más, sobre todo para La Máquina, a la que el tiempo se le empezaba a agotar. Y minutos antes de que concluyera la primera mitad, un centro al área de Baca encontró completamente solo a Martín Rodríguez; sin embargo, el chileno nunca se dio cuenta que tenía el tiempo para bajar y fusilar a Marche, y en vez de eso se precipitó queriendo habilitar a Méndez con un pechazo. Jugada desperdiciada de manera garrafal.

Cruz Azul ya había inclinado el partido a su favor y en su última aproximación del primer tiempo, Felipe Mora logró controlar una pelota en el área y sacó un derechazo que de manera milagrosa entre Guido Rodríguez y Marchesín lograron tapar. Otra vez el portero americanista se levantaba como la figura del partido al tapar dos goles cantados.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios