21 de Septiembre de 2018

Deportes

Condenan a grupo que mató a patadas a árbitro de futbol

Seis jugadores recibieron sentencia de dos años de prisión cada uno y el padre de uno de ellos deberá purgar seis.

Richard Nieuwenhuizen, quien aparece rodeado por familiares, recibió una golpiza después de ser juez de línea en un juego que terminó 2-2. (dailymail.co.uk/Archivo)
Richard Nieuwenhuizen, quien aparece rodeado por familiares, recibió una golpiza después de ser juez de línea en un juego que terminó 2-2. (dailymail.co.uk/Archivo)
Compartir en Facebook Condenan a grupo que mató a patadas a árbitro de futbolCompartir en Twiiter Condenan a grupo que mató a patadas a árbitro de futbol
Agencias
AMSTERDAM, Holanda.- Seis jugadores juveniles y el padre de uno de ellos fueron condenados a prisión por la muerte de un juez de línea al que agredieron a patadas en diciembre del año pasado.
 
El padre de uno de los jóvenes, identificado únicamente como El-Hasan D, de 50 años, fue condenado a seis años de cárcel y cinco de los jugadores fueron sentenciados a dos años en un centro de detención para menores de edad. Un sexto jugador adolescente fue condenado a 30 días de prisión, informa The Associated  Press.
 
Todos los acusados, detenidos el 6 de diciembre, dijeron ser inocentes y tienen dos semanas para apelar las sentencias. Sus abogados afirmaron que el juez de línea, Richard Nieuwenhuizen, quien era voluntario, sufría problemas de salud que contribuyeron a su muerte, pero expertos forenses afirmaron que falleció como consecuencia de los golpes recibidos.
 
El episodio, que causó conmoción en Holanda, se produjo el 2 de diciembre en la ciudad de Almere, donde el equipo local Buitenboys igualó 2-2 con Nieuw Sloten, de Amsterdam.
 
Los jueces dijeron que se había tratado de una acción brutal y les dieron a los involucrados las máximas sentencias posibles.
 
Dijeron que obraron así por "la gravedad del episodio, la ausencia de una razón clara, las terribles consecuencias, el hecho de que no aceptaron la responsabilidad por sus actos y la conmoción que causaron en la sociedad y el mundo del fútbol".
 
No pudo resistir
 
Nieuwenhuizen tenía 41 años e hizo de juez de línea en un partido en el que jugaba su hijo.  Inicialmente se recuperó y descartó hacer una denuncia, pero posteriormente se desmayó y falleció al día siguiente en un hospital.
 
El tribunal actuante dijo que el padre había sido condenado porque "en lugar de dar un buen ejemplo y criticar su comportamiento, se sumó a ellos y pateó y golpeó al juez de línea, sin haber aceptado responsabilidad" alguna por sus acciones.
 
Más de 12,000 personas asistieron el 9 de diciembre a una marcha en silencio en homenaje a Nieuwenhuizen en Almera.
 
El hijo del fallecido juez de línea dijo el lunes que esperaba que las condenas transmitan a todo el mundo el mensaje de que esas acciones son inaceptables en el deporte.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios