20 de Septiembre de 2018

Deportes

Duelo inédito, el que sostendrán Ravens y 49ers

El cartel lo encabeza el enfrentamiento de los hermanos Harbaugh: John, entrenador de Ravens; y Jim, de 49ers.

Empleados del Superdome dan los últimos detalles al campo donde este domingo se juega la edición XLVII del Super Bowl de la NFL. (Agencias)
Empleados del Superdome dan los últimos detalles al campo donde este domingo se juega la edición XLVII del Super Bowl de la NFL. (Agencias)
Compartir en Facebook Duelo inédito, el que sostendrán Ravens y 49ersCompartir en Twiiter Duelo inédito, el que sostendrán Ravens y 49ers

Agencias
NUEVA ORLEANS, La.- Un Super Bowl inédito será el que escenifiquen en el Súper Domo de esta ciudad Ravens de Baltimore y 49ers de San Francisco, en lo que será la XLVII edición del partido donde se define al campeón de la Liga Nacional de Futbol Americano (NFL).

De acuerdo con Notimex, este será un duelo muy especial en varios aspectos, primero por el hecho de que dos hermanos se enfrentan en este cotejo: los entrenadores en jefe de los equipos que llegaron a esta instancia, John Harbaugh, quien está al frente de Ravens, y Jim Harbaugh, líder de 49ers.

A esto hay que añadir que nunca antes en la historia estos dos equipos se habían visto las caras en el partido por definir al poseedor del Trofeo Vince Lombardi, que se le entrega al ganador del llamado "Juego Grande" de la NFL.

En duelos directos entre estos hermanos se tiene un antecedente y fue en la temporada 2011, el 24 de noviembre, cuando, en un duelo en el que brillaron las defensivas, Ravens dominó a la escuadra californiana por un marcador de 16-6.

De hecho, estos conjuntos se han confrontado en cuatro ocasiones previas y luego que San Francisco ganara el primer duelo en que se enfrentaron, en 1996, por 30-28, Baltimore ha ganado las otras tres ocasiones en que han medido fuerzas: en 2003 por paliza de 44-6 y en 2007 cuando, en otro duelo defensivo, salió airoso por 9-7.

Asimismo, en esta oportunidad se enfrentan equipos que ya han sido campeones de la NFL, ya que Ravens tiene en sus vitrinas un título tras apalear, en el Super Bowl XXXV, a Gigantes de Nueva York por 34-7.

San Francisco, en esta ocasión, pondrá en juego su invicto en el "Súper Domingo", ya que las cinco veces en que ha llegado a esta instancia en todas ha ganado.

Los "gambusinos" han derrotado en dos ocasiones a Bengalíes de Cincinnati, en el Super Bowl XVI por 26-21 y en el XXIII por 20-16, a Delfines de Miami en el Super Bowl XIX 38-16, en el Super Bowl XXIV aplastó a Broncos de Denver por 55-10 y en la edición XXIX derrotó por un claro 49-26 a Cargadores de San Diego.

Parte emocional

 

Este duelo también tendrá su carga emocional, pues será la última vez en la que el apoyador Ray Lewis pise un emparrillado como jugador, pues sin importar qué pase se retirará como jugador activo luego de 17 temporadas, ya que es el único sobreviviente de la plantilla original de Ravens cuando llegó a jugar a Baltimore.

De salir airosos, los "emplumados" se mantendrán como la escuadra con la mejor relación de ganados y perdidos en postemporada pues mejorarían su registro a 14-7 y su porcentaje a .666 de efectividad, el mas elevado en la NFL.

Asimismo, el triunfo de Baltimore permitiría a su entrenador en jefe, John Harbaugh, convertirse en el entrenador que más partidos gane en postemporada en sus primeras cinco temporadas como profesional, pues llegaría a nueve victorias y superaría al exentrenador en jefe de Raiders de Oakland, Tomás Flores Sánchez, quien logró ocho.

A su vez, para 49ers la motivación de vencer a Ravens es que, de salir airoso del compromiso, empataría con Acereros de Pittsburgh como las escuadras con más títulos en la NFL al tener seis campeonatos cada uno.

Además, regresará a jugar al escenario donde logró el triunfo más abultado en la historia de este cotejo, al aplastar a Broncos de Denver 55-10.

Finalmente, un triunfo de San Francisco permitiría a su entrenador, Jim Harbaugh, conseguir su vigésimo octavo triunfo al frente del cuadro californiano.

Hasta ahora, tras dos campañas al frente de San Francisco, incluyendo los juegos de postemporada su marca es de 27 victorias, ocho derrotas y un empate, para un promedio de .764, la tercera mejor marca en la historia de la NFL para un entrenador con dos años al frente de un equipo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios