22 de Octubre de 2018

Deportes

Vienen de Argentina para jugar con Venados y ganar dinero... era mentira

Un promotor les prometió jugar con Pioneros de Cancún o Venados de Mérida y ganar mucho dinero; a cambio pidió 500 dólares.

Los futbolistas argentinos que viajaron desde Buenos Aires hasta Cancún, Quintana Roo para hacer pruebas en varios equipos del futbol mexicano. (Imagen de mediotiempo.com)
Los futbolistas argentinos que viajaron desde Buenos Aires hasta Cancún, Quintana Roo para hacer pruebas en varios equipos del futbol mexicano. (Imagen de mediotiempo.com)
Compartir en Facebook Vienen de Argentina para jugar con Venados y ganar dinero... era mentiraCompartir en Twiiter Vienen de Argentina para jugar con Venados y ganar dinero... era mentira

Agencias
MÉXICO, D.F.- Con la promesa de jugar en el futbo mexicano y ganar entre 3 mil y 3 mil 500 dólares (de 51 mil a 59 mil pesos) mensuales, cinco futbolistas argentinos, todos originarios de la provincia de Córdoba, viajaron entre el 12 y el 29 de noviembre pasado a Cancún, Quintana Roo.

Invitados por Andrés Fernández Molina, supuesto agente de jugadores y originario de Buenos Aires, Franco Claro, Marcos Barrera, Emanuel Orquera, Federico Ambrosino y Fabricio Bersano se embarcaron en una aventura que duró poco más de un mes pero que no tuvo un final feliz, ya que en algunos casos solo dejó deudas y además gastos de 32 mil a 38 mil pesos.

“Yo tengo un familiar que jugó con Andrés. Me contacto con Andrés y me explicó que tenía varios equipos en Cancún, uno en Playa del Carmen y otro en Mérida”, explicó Franco Claro. Fue el contacto y el primero de los futbolistas en llegar al sureste mexicano, según informa el portal de Medio Tiempo.

“Él me dijo que llegara entre el 15 y el 20 de noviembre porque las visorías empezaban en esos días, yo llego a Cancún el 12. Él siempre me decía que las visorías ya iban a venir, y que ya iban a venir”.

'Negocio' en nombre de la Femexfut

Para realizar las visorías ficticias, Andrés Fernández pidió 500 dólares a cada uno de los jóvenes para pagar un seguro que supuestamente le exigía la Federación Mexicana de Futbol (FMF).

“Lo primero que hacemos es darle 500 dólares a Andrés, que nos dijo que era para un supuesto seguro y para poder hacer las visorías en los equipos que tenía. Después, un jugador de Pioneros (de Cancún) nos dijo que era mentira”, indicó Barrera, quien tuvo que renunciar a su trabajo para poder pagar su boleto de avión y viajar a México.

“Nos dijo que había oportunidad en Pioneros, Inter Playa, Atlante y Venados… y después nos dijo que había oportunidad en equipos del centro del país y Panamá”.

Los argentinos afirman que fueron tres pruebas en Pioneros y nada más, después de la última y de una cancelación en Inter Playa, las cosas comenzaron a pintar mal. 

“Nos vieron tres partidos, pero los refuerzos ya los tenían hechos y no había forma de quedar ahí. Supuestamente teníamos visoría en el Inter Playa, pero después de un día nos dijo que no, y empezó a rebotarnos y a no aparecer más.

Sin dejar huella

Desapareció de un momento a otro y no lo vimos más”, señaló Franco, quien tras darse cuenta de la estafa, no tuvo otra opción más que regresar a Córdoba.

“El 24 (de diciembre) se regresa Marco con Federico, y el 28 se regresa Orquera, el 29 nos regresamos Bersano y yo”.

A su llegada a Argentina, Claro intentó hacer contacto con Andrés, pero no tuvo suerte. Lo buscó por todas las vías, “y ahí me di cuenta que hasta su Facebook lo había cerrado. Despareció y no lo vimos nunca más”.

Fernández Molina les había prometido, de entrada, un lugar en uno de los equipos de la Liga Premier de Segunda División donde iban a ganar entre 3 mil y 3 mil 500 dólares; a mediano plazo un equipo en el Ascenso MX en el cual percibirían unos 7 mil o 7 mil 500 dólares.

“Obviamente es más de lo que se paga acá. Acá en una división similar a la de Pioneros pagan unos 10 mil a 20 mil pesos argentinos (13 mil a 25 mil pesos mexicanos), y él nos dijo que ahí ganaríamos unos 3 mil o 3 mil 500 dólares (53 mil a 62 mil pesos). Y en el Ascenso nos dijo que pagaban entre 7 mil y 7 mil 500 dólares (89 mil a 125 mil pesos)”.

Sumas atractivas para muchos jóvenes que intentan superar las fronteras, en busca de una oportunidad que no encuentran en su país, y que luego son engañados por su amor al futbol y su necesidad económica como ocurrió con estos argentinos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios