18 de Octubre de 2018

Deportes

Guía de pretextos olímpicos

Muchos de los deportistas mexicanos que no consigan sus objetivos en Río 2016 repetirán estas palabras.

Como la frase 'No le debo nada a nadie' de Aída Román tras quedar eliminada de los Juegos Olímpicos, varios deportistas utilizarán los pretextos comunes para la derrota. (AP)
Como la frase 'No le debo nada a nadie' de Aída Román tras quedar eliminada de los Juegos Olímpicos, varios deportistas utilizarán los pretextos comunes para la derrota. (AP)
Compartir en Facebook Guía de pretextos olímpicosCompartir en Twiiter Guía de pretextos olímpicos

Agencias
CIUDAD DE MÉXICO.- Los mexicanos en Río ya sufrieron sus primeras derrotas y entro de algunas semanas regresarán y comenzará el análisis de por qué se ganó nada. Como al mal paso darle prisa, pensemos en los pretextos que nos darán sobre las derrotas.

1. No hay apoyo
Aquí tienen toda la razón: ya estamos hartos de enterarnos que los manden sin uniformes, que no les den viáticos o que se la pasen comiendo gansitos. Con tanto político que hay por allá disfrutando caipiriñas proponemos que se implemente el programa “adopte un deportista”. No sean gachos, si van a pasearse con dinero del erario por lo menos salpiquen un poquito.

2. Hay que entrenar desde niños
Cuando en otros países ven que un chamaco tiene cualidades para estirarse como gato, lo meten de gimnasta. Cuando ven que se sorraja a sus compañeros de clase, lo meten de boxeador. Cuando es alto como garrocha, se va a jugar basquet. En cambio aquí cuando ven que tienen buena puntería lo agarran de sicario, no la frieguen.

3. No hay patrocinadores
En los deportes olímpicos pasa al revés que con el fucho: primero tienen que ganar una medallita para que las empresas se fijen en ellos y los pongan a anunciar pan para sándwiches. Pero el Atlas no ha ganado nada en años y de todos modos siempre hay quien le meta una lanita, ¿no? 

4. Se roban el presupuesto
Esto no nos extraña: la lana que se debería de destinar para limpiar la Alberca Olímpica, que tiene bichos no conocidos por el hombre, termina como empresa fantasma. La partida que debería ser utilizada para la halterofilia se pierde en el camino y los pobres pesistas tienen que cargar bultos de cemento pa’ entrenar. Tchiale.

5. Lo nuestro es cruzazulear
Pedimos atentamente que ahora que derrumben el Estadio Azul, desparezcan también al equipo capitalino porque ya permeó en psique nacional.

(Tomado de QrR!) 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios