21 de Octubre de 2018

Deportes

Kerber dio la sorpresa y se consagró en Australia

La tenista alemana se impuso en la final a Serena Williams y le impidió alcanzar su 22° título de Gran Slam e igualar el récord de Steffi Graf.

Angelique Kerber, rompió con todos los pronósticos en la final del abierto de Australia, al vencer a la número uno Serena Williams.(AP)
Angelique Kerber, rompió con todos los pronósticos en la final del abierto de Australia, al vencer a la número uno Serena Williams.(AP)
Compartir en Facebook Kerber dio la sorpresa y se consagró en AustraliaCompartir en Twiiter Kerber dio la sorpresa y se consagró en Australia

Agencias
MELBOURNE, Australia.-  Serena Williams levantó ambos brazos después que un tiro suyo de derecha salió largo y por encima de la línea de fondo en el primer set. No quería saber de más errores no forzados en su final del Abierto de Australia contra Angelique Kerber.

Por segunda vez en los dos últimos torneos de Grand Slam, los nervios le jugaron una mala pasada a la estadounidense en su intento por igualar el récord de Steffi Graf de 22 títulos de majors en la era de los abiertos.

Kerber, séptima preclasificada, jamás había disputado una final de un Grand Slam y había perdido cinco de sus seis enfrentamientos previos con Williams, pero el sábado se apuntó una sorprendente victoria por 6-4, 3-6, 6-4 para convertirse en la primera alemana que gana el Abierto de Australia desde Graf en 1994.

Williams había ganado sus seis finales anteriores del Abierto de Australia, y era la amplia favorita para continuar esa racha contra Kerber, quien bromeó que tenía "un pie en el avión de vuelta a Alemania" cuando encaró un punto de partido en su victoria de primera ronda ante Misaki Doi.

Williams estuvo en una situación similar el año pasado en el Abierto de Estados Unidos, en el que buscaba barrer con los cuatro Grand Slams de la temporada, y cayó en semifinales ante Roberta Vinci en la que es considerada como una de las mayores sorpresas en la historia de los majors.

"Por mucho que me gustaría ser un robot, no lo soy. Lo intento". menciona Serena Williams

Williams comenzó el partido con un saque dominante, sin ceder un solo punto, pero la alemana Kerber protegió su servicio y luego quebró para irse arriba 2-1. Volvió a robarle el saque en el séptimo game, a medida que se acumulaban los errores no forzados de la estadounidense.

Kerber, de 28 años, mandó tiros a todos los rincones de la cancha para mantener a Williams a la defensiva y obligarla a cometer errores.

Además, le quebró el saque a Williams cinco veces -dos en el primer set, tres en el tercero. La campeona defensora ni siquiera había perdido un set en sus seis partidos en Melbourne Park.

"He trabajado muy duro toda la vida, y ahora estoy aquí y puedo decir que soy una campeona de un Grand Slam", dijo Kerber, quien sólo había alcanzado las semifinales de majors en dos ocasiones, y no había superado los cuartos de final de ningún Slam desde Wimbledon en 2012. "Suena loco e increíble".

Además, se espera que escale al segundo puesto del ranking mundial la próxima semana.

Williams admitió anteriormente que se puso nerviosa y que se estancó por un momento cundo intentó alcanzar los 18 títulos de majors, para empatar a Chris Evert y Martina Navratilova en el segundo puesto de la era de los abiertos. En tres majors consecutivos no alcanzó siquiera los cuartos de final, pero cuando finalmente sumó el 18vo trofeo, ganó cuatro en fila.

Ahora está estancada en 21 desde Wimbledon.

Williams ganó el Abierto de Australia, el Abierto de Francia y Wimbledon el año pasado antes de su inesperado revés contra Vinci en las semifinales del US Open.

Al terminar el encuentro, Kerber soltó la raqueta y se quedó tendida en el suelo, mientras Williams caminaba por el costado de la red para abrazarla.

"Déjame ser la primera en felicitarte", dijo Williams en la entrevista en la cancha. "Disfruta de este momento, estoy muy contenta por ti".

Cuando le comentaron después que parecía estar tan contenta por el resultado como Kerber, Williams respondió: "En realidad, ¡debería dedicarme a la actuación!".

Más en serio, agregó que "estoy realmente contenta por ella. Lleva jugando mucho tiempo. Tiene una actitud que creo que puede enseñar mucho a la gente, siempre positiva y nunca se rinde".

"Si yo no iba a ganar, estoy contenta porque haya sido ella", agregó.

Kerber lloró cuando se acercó a sus colaboradores, y luego regresó al centro de la cancha con un brazo levantado.

En la ceremonia de premiación, volvió a sonreír.

"Eres una inspiración para mucha gente, para muchas tenistas jóvenes", dijo Kerber a Williams. "Escribiste la historia, eres una campeona, eres una persona realmente increíble, así que felicitaciones por todo lo que has hecho".

(Con información de AP)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios