18 de Junio de 2018

Deportes

La Barbie Juárez va tras viejas glorias pugilísticas

'Creo en el paraíso, y quiero estar en él', afirma la excampeona mundial de boxeo.

La barbie Juárez demuestra el lado femenino del box. (Agencias)
La barbie Juárez demuestra el lado femenino del box. (Agencias)
Compartir en Facebook La Barbie Juárez va tras viejas glorias pugilísticasCompartir en Twiiter La Barbie Juárez va tras viejas glorias pugilísticas

Agencias
MÉXICO DF.- Categorica afirma que le gusta ser dominante y que los goles de abajo del ring son los que más le han dolido en la vida, es Mariana "La Barbie" Juarez, quien quiere revivir viejas glorias y volver a ser campeona mundial de boxeo; asegura  en entrevista con Milenio que la feminidad no tiene por qué estar disociada del pugilismo.

¿El Box es una necesidad o una vocación?

Empecé a entrenar por vocación. Mi segunda etapa dentro del boxeo es hoy por necesidad, pero aun así creo que ahora lo hago con más pasión, estoy en la mejor etapa de mi carrera.

¿Por qué por necesidad?

Después de que me retiré por lesión decidí ser madre. Vivía entonces en Estados Unidos y regresé a México a arreglar un problema. Por esos días deportaron al papá de mi nena, tuve que quedarme aquí y enfrentar una situación económica muy cruda. Me convertí en madre soltera y la necesidad de mantener a mi hija me obligó a regresar al gimnasio.

¿Cuando endendió que el boxeo no es solo cosa de hombres?

Desde siempre lo supe. Mi padre siempre fue muy liberal. Jugué futbol con hombres y ayudaba a mi papá a arreglar su motocicleta. Pero ya grande, cuando entré al gimnasio enfrenté a gente que me quería detener en esto, es más, me tocó estar en gimnasios donde no había baños para mujeres.

¿Cuál fue su novatada en el gimnasio?

Me pusieron a boxear con un muchacho y me pegó fuerte. En el gimnasio me aguanté, pero llegué a casa llorando de la impotencia. Tiempo después regresó el chico y ya le pude devolver la golpiza.

¿Se quedó con ganas de hacer algo durante su adolescencia?

Como tuve una infancia muy padre en casa de mis papás, no me quedé con ganas de nada. Ahora puedo salir a una fiesta con la tranquilidad de que tengo con qué divertirme y puedo ser una mujer autosuficiente. No minimizo a los hombres, pero me hace feliz saber que lo que tengo me lo he ganado.

Alguna vez le escuché decir que le tenia miedo a Dios...

Sí, soy cristiana. No temo tanto a la muerte, pero sé que he hecho cosas que no estuvieron bien y por lo mismo intento ser una mejor persona para estar bien con él. Creo que hay un paraíso después de esto y quiero estar ahí.

¿En verdad los boxeadores tienen vidas tan difíciles?

Dice don José Sulaimán que el boxeo es el deporte de los pobres. Necesitas el hambre de querer ser alguien y el coraje de conseguirlo a golpes. Alguien con dinero tal vez pruebe con otras cosas, pero hay círculos donde no hay demasiadas opciones.

¿Cuáles golpes duelen más, los de arriba del rign o los de abajo?

Los de abajo. Ahí he vivido situaciones más difíciles, pero que a la larga me han hecho más fuerte.

¿Fuera del ring alguna vez estuvo al borde del nocaut?

Sí. La primera vez que salí de México fue por problemas con mis papás; regresé y enfrenté la misma situación. Fueron golpes muy fuertes pero aprendí a ser feliz con mi hija y a salir adelante.

¿Que le dejó posar para playboy?

Quería demostrar que aunque seas boxeadora también puedes ser guapa y femenina. Cuando empecé a entrenar pensaban que era lesbiana. Ahora estamos en una época diferente y ya no somos criticadas por ese tipo de cosas.

¿En las relaciones usted lleva los pantalones?

Me he dado cuenta que me gusta dominar, aunque últimamente me he hecho más flexible. Aun así no he tenido mucha suerte porque los hombres se terminan sintiendo menos y a final de cuentas yo acabo haciendo todo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios