16 de Noviembre de 2018

Deportes

Montañista discapacitado conquista cima de Europa

El colombiano Nelson Cardona, quien carece de la pierna derecha, junto con seis compatriotas alcanzó la cima del Monte Elbrus, en Rusia.

El montañista colombiano Nelson Cardona, durante su ascenso al Monte Elbrus en Rusia. (EFE)
El montañista colombiano Nelson Cardona, durante su ascenso al Monte Elbrus en Rusia. (EFE)
Compartir en Facebook Montañista discapacitado conquista cima de EuropaCompartir en Twiiter Montañista discapacitado conquista cima de Europa

EFE
BOGOTÁ, Colombia.- El colombiano Nelson Cardona, que hace dos semanas alcanzó la cima del Monte Elbrus (Rusia) con otros seis compatriotas, considera especial ese ascenso al pico más alto de Europa, de 5,642 metros, por las dificultades que enfrentó, entre ellas, la ruptura de la prótesis de la pierna derecha en la que se apoya desde hace seis años.

"Lo primero que hice fue arrodillarme y llorar como un niño, porque, a pesar de tanto esfuerzo en la subida y de un primer intento fallido, uno tiene que perseverar ante la adversidad", dijo a EFE Cardona, aún emocionado al recordar la hazaña del pasado 29 de agosto, día en que coronó otra cima como alpinista.

Esa carrera estuvo a punto de truncarse en 2006 por un grave accidente que lo llevó a tomar la decisión de amputarse la pierna derecha para mantener vivo su sueño de seguir escalando montañas por el mundo.

En aquel año, durante un entrenamiento en el Nevado del Ruiz, en Colombia, para subir al Monte Everest, rodó 18 metros por un abismo, lo que por poco le cuesta la vida.

"Me estrellé de frente contra una roca, perdí todos mis dientes, tuve cinco fracturas maxilofaciales, mis brazos, mis piernas, mi pelvis y mi espalda se quebraron por todo lado, por lo que estuve colgado un año en el techo de un hospital", recordó.

Asegura que entonces comenzó a vivir su propio "Everest existencial" porque aunque aún tenía la pierna derecha, no le funcionaba, lo que lo obligaba a retirarse definitivamente del deporte como se lo habían aconsejado los médicos.

Se amputa la pierna

"Decidí entonces convertirme en protagonista y no en víctima, era quedarme quejándome y lamentándome por todo, o seguir adelante. Pensé en mis proyectos de vida y comencé quitarme los miedos, y para ello decidí amputarme la pierna porque sabía que con una prótesis si podría volver a escalar una montaña", relata.

Así lo hizo, y aunque debió empezar de cero, aprender a caminar de nuevo, volvió al Nevado del Ruiz el 24 de diciembre de 2008 para darle gracias a la vida porque aún estaba vivo.

Con el ánimo que lo caracteriza, Cardona nacido hace 50 años en la ciudad de Manizales, cuenta con orgullo que el Monte Elbrus fue el quinto del proyecto "Epopeya siete cumbres" que culmina el próximo año con la escalada de la pirámide de Carstensz, en Nueva Guinea, y luego el Monte McKinley en Alaska (EU), los picos más altos de Oceanía y Norteamérica.

"Creímos que el Monte Elbrus, que está ubicado en Rusia, en la Cordillera del Cáucaso central, iba a ser un poco más fácil, pero no fue así y tuvimos que hacer dos intentos, porque el primero fue fallido", comentó Cardona.

De los doce escaladores que iniciaron la expedición, solo siete coronaron la cima.

"Se presentó una tormenta increíble y violenta con vientos de más 100 kilómetros por hora y una temperatura de menos 40 grados, lo que nos obligó a abortar el ascenso", dijo.

Pero lo que nunca se imaginó este montañista discapacitado es que a lo anterior se le iba a presentar una dificultad adicional.

Falla la prótesis

"Cuando nos devolvimos por las condiciones en las que estábamos se me rompió la prótesis y quedé varado en la mitad del camino, como a cinco horas del Campamento 1, tratamos de arreglar la prótesis, pero no se pudo porque había cedido por fatiga del material, por exceso de frío y las condiciones que teníamos", señala Cardona.

Aunque nunca se muestra desanimado, reconoció que en esos difíciles momentos sintió un poco de temor: "Tuve que arrastrar el pie (de la prótesis) montaña abajo, pensando en que me podía tropezar, pero igual me reía de las cosas que me pone la vida", asegura.

Después de varias horas, Cardona finalmente llegó al campamento, se acomodó una prótesis de repuesto y dos días después, con seis compañeros más, emprendió de nuevo el ascenso al Elbrus que culminó con éxito.

"Con el Monte Elbrus completamos cinco de las siete cumbres; en enero ascenderemos la montaña más alta de Oceanía, la pirámide de Carstensz, ubicada en Papúa, Nueva Guinea, al norte de Australia, y a mitad de año iremos al Monte McKinley en Alaska, donde acabaremos las siete cumbres", afirmó.

Cardona, que apoya al Centro de Rehabilitación de Colombia (Cirec), donde están los niños amputados por minas del conflicto armado, tiene en su historial profesional el ascenso a los picos más altos del mundo como el Kilimanjaro (2002), el Aconcagua (2003), el Everest (2010) y el Monte Vinson (2013), entre otros. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios