Nadal cede un set, pero acaba sometiendo a Schwartzman

El astro español Rafael Nadal, quien cumplió 35 años la semana pasada, dejó en 105-2 su balance histórico en Roland Garros.

|
Rafael Nadal pega un grito durante el partido contra Diego Schwartzman por los cuartos de final del Abierto de Francia, el miércoles 9 de junio de 2021, en París. (AP Foto/Michel Euler)
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

SAMUEL PETREQUIN y ERIC NÚÑEZ 

PARÍS.- La racha de sets seguidos ganados por Rafael Nadal llegó a su fin. Su empeño por el récord de 21 títulos de Grand Slam — 14 en Roland Garros — sigue intacto.

Nadal no se inmutó tras ceder un set en París por primera vez en dos años y apretó el paso con el martilleo de su infernal drive rumbo a una victoria el miércoles por 6-3, 4-6, 6-4, 6-0 ante Diego Schwartzman para acceder a las semifinales del torneo de Grand Slam en polvo de ladrillo.

El astro español, que cumplió 35 años la semana pasada, dejó en 105-2 su balance histórico en Roland Garros. Además, se colocó 11-1 de por vida frente a Schwartzman, el valiente rival argentino al que había vencido en las semifinales de la edición anterior del certamen.

"Siempre encuentra la forma de escaparse y ganar los partidos", resumió. Schwartzman. "Es doloroso. (Pero) hay que analizar quién está enfrente, es imbatible aquí. Los números lo dicen. Veremos si el próximo puedo ganarlo".

Después de llevarse los últimos nueve juegos contra Schwartzman, Nadal — 3er cabeza de serie — enfrentará en las semifinales del viernes al ganador del duelo entre Novak Djokovic — el número uno mundial — y Matteo Berrettini (9no preclasificado). El cruce de cuartos de final Djokovic-Berrettini se disputaba la noche del miércoles.

La otra semifinal masculina tendrá como protagonistas a Stefanos Tsitsipas (5) y Alexander Zverev (6).

Nadal se puso a dos victorias de eclipsar el récord histórico de títulos de Grand Slam — de individuales en la rama masculina — que actualmente comparte con Roger Federer.

Amén de sus 13 consagraciones en Roland Garros — cuatro seguidas entre 2005-08, cinco en fila entre 2010-14 y cuatro más enlazadas de 2017 — el zurdo mallorquín tiene en su sala de trofeos cuatro coronas del Abierto de Estados Unidos, dos de Wimbledon y una del Abierto de Australia.

Luego de ceder el segundo set y encontrarse abajo 4-3 en el tercero, Nadal no entró en pánico.

"Fue el momento de calmarme", dijo Nadal.

Se encargó de imponer su voluntad, llevándose nueve juegos seguidos.

¿Cómo? Esta fue su radiografía:

"Conseguí conectar muchos golpes ganadores, ser agresivo y minimizar errores", dijo Nadal. "Tirando más ángulos con mi drive, jugando más largo con mi derecha cruzada. Y el saque me funcionó mejor".

"Estoy orgulloso de haber sacado mi mejor rendimiento en un momento complicado", valoró. 

Tampoco se hizo drama por ceder un set.

"No pretendo venir aquí y no perder ningún set", señaló. "Me toca jugar contra los mejores del mundo. Hay que aceptarlo y tratar de reponerte después de ello".

Fue lo que hizo. Retuvo el saque, quebró para irse arriba 5-4 y cerró el set con un juego perfecto. Arrancó el cuarto parcial con un quiebre, pisando al acelerador y sumir a Schwartzman en el desconcierto.

El argentino de 28 años acabó cavilando sobre las múltiples ocasiones — cinco desde 2018 para ser exactos — en las que ha tenido que enfrentar a Nadal a partir de los octavos de final de un Slam. 

"Ojalá que algún día me toque quedar el otro lado del cuadro", dijo Schwartzman entre risas. "En polvo de ladrillo soy más fuerte.. Casi siempre que llego a segunda semana en un Slam pierdo con Rafa, incluso en el US Open. Así tendría oportunidades de llegar más lejos".

___

El redactor Eric Núñez colaboró con este despacho desde Nueva York.

Cargando siguiente noticia