Osaka destrona a Serena y se convierte en la mejor pagada del mundo

La tenista japonesa, de 22 años, acumuló 37.4 millones de dólares en los últimos 12 meses, a partir de patrocinios y premios, según la revista Forbes.
|
El 2 de septiembre de 2019, la japonesa Naomi Osaka se despide del público en el Abierto de Estados Unidos, tras caer ante la suiza Belinda Bencic. (AP Foto/Frank Franklin II)
El 2 de septiembre de 2019, la japonesa Naomi Osaka se despide del público en el Abierto de Estados Unidos, tras caer ante la suiza Belinda Bencic. (AP Foto/Frank Franklin II)

Nueva York.- Naomi Osaka ha sido campeona de torneos del Grand Slam y ha ocupado el puesto de honor en el escalafón mundial. Ahora encabeza otra lista, la que enumera a las deportistas con mayores ganancias económicas.

De acuerdo con un artículo publicado el viernes por Forbes.com, la tenista japonesa, de 22 años, ganó 37.4 millones de dólares en los últimos 12 meses, a partir de patrocinios y premios. Con ello, rebasó a su colega Serena Williams y se convirtió en la deportista femenina mejor pagada del mundo.

También te puede interesar: Jugador de la NFL enfrenta cargos por posesión de droga; es liberado

Forbes añadió que el total de ganancias de Osaka impuso un récord para una deportista e un año. Superó la marca de 29.7 millones de dólares establecida por la también tenista Maria Sharapova en 2015.

Osaka ocupa el 29no puesto en la lista anual de Forbes, que incluye a los 100 deportistas con mayores ganancias en el mundo.

Williams está en el 33er sitio de esa lista. La estadounidense había sido la deportista mejor remunerada en cada uno de los últimos cuatro años.

En 2019 se coronó en Australia

Cayó ante Osaka en la final del Abierto de Estados Unidos de 2018. Luego, la japonesa obtuvo su segundo título del Grand Slam, al coronarse en Australia en 2019.

Antes de Osaka, ningún tenista asiático —hombre o mujer— había ocupado el primer sitio del ranking.

Durante su carrera, Osaka ha ganado unos 14.5 millones de dólares en premios, de acuerdo con la WTA. Poco menos de la mitad de esa cifra corresponde a 2019.