27 de Abril de 2018

Deportes

Vogue mutila a modelos para 'convertirlos' en paralímpicos

La revista recibió duras críticas por su edición de los Juegos Paralímpicos 2016.

La campaña fue protagonizada  por los famosos actores brasileños Cleo Pires y Paulo Vilhena.(Foto tomada de Vogue Brasil)
La campaña fue protagonizada por los famosos actores brasileños Cleo Pires y Paulo Vilhena.(Foto tomada de Vogue Brasil)
Compartir en Facebook Vogue mutila a modelos para 'convertirlos' en paralímpicosCompartir en Twiiter Vogue mutila a modelos para 'convertirlos' en paralímpicos

EFE
RÍO DE JANEIRO.- La edición brasileña de la revista Vogue lanzó una campaña para difundir los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro 2016, previstos para septiembre, y para ello eliminó digitalmente una de las partes del cuerpo de dos actores, lo que ha levantado la polémicas en las redes sociales.

La campaña Somos todos paralímpicos, protagonizada por los actores Cleo Pires y Paulo Vilhena, busca aumentar la visibilidad de los deportistas paralímpicos y destacar su importancia para el deporte nacional, pero su lanzamiento ha dividido la opinión de los internautas.

En la campaña, Vilhena aparece en bañador y su pierna ha sido digitalmente substituida por una prótesis, mientras que Cleo Pires es retratada sin uno de sus brazos, el cual ha sido desmembrado mediante el uso de herramientas de manipulación de imagen.

Según Vogue, los actores, quienes son Embajadores del Comité Paralímpico Brasileño, representan a los atletas Bruna Alexandre, jugadora de tenis de mesa, y Renato Leite, de voleibol sentado.

 

"En vez de mutilar digitalmente a los artistas, ¿Por qué no aprovecháis en la campaña atletas que realmente sufren alguna deficiencia. ¿Somos todos paralímpicos?", cuestionaba una internauta a través de las redes sociales, donde se han expandido las críticas.

No obstante, también han surgido mensajes de apoyo a la campaña, que, según Vogue, tiene el objetivo de aumentar el interés público de cara a los Juegos Paralímpicos, que se celebrarán entre el 7 y 18 de septiembre en Río de Janeiro.

Vogue resaltó que apenas el 20 por ciento de las entradas para la competición han sido vendidas hasta el momento, a pesar de que algunos de los boletos tan sólo cuestan 10 reales (casi 60 pesos).

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios