22 de Septiembre de 2018

Deportes

Rio, un 'caudal' de problemas rumbo a las Olimpiadas

Manifestaciones, gasto excesivo y problemas de logística representan un reto para Brasil a tres años de la justa veraniega.

Miles de manifestantes protestaron en calles de Brasil durante la Copa Confederaciones. (Foto: Agencia)
Miles de manifestantes protestaron en calles de Brasil durante la Copa Confederaciones. (Foto: Agencia)
Compartir en Facebook Rio, un 'caudal' de problemas rumbo a las OlimpiadasCompartir en Twiiter Rio, un 'caudal' de problemas rumbo a las Olimpiadas

Agencias
RIO DE JANEIRO, Brasil.- El Mundial de Brasil comienza en apenas 10 meses, pero ya empezó otra cuenta regresiva: faltan tres años para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

Se supone que este sea un gran momento para Brasil y Río, la ciudad en el eje de las actividades. Sin embargo, las manifestaciones en la reciente Copa Confederaciones, y los problemas en la visita del papa Francisco el mes pasado provocaron dudas sobre la capacidad de Brasil para albergar los dos eventos deportivos más grandes del mundo.

De acuerdo a la agencia Associated Press, el principal diario de Río, O Globo, planteó la duda en un editorial durante la visita del papa, en la que hubo grandes embotellamientos de tránsito, apagones y un sistema de metro sobrecargado.

"Los errores con la llegada del papa y la crisis del metro... confirman las sospechas sobre la capacidad del país para ser un buen anfitrión", escribió el diario.

El alcalde de Río, Eduardo Paes, calificó la organización de la visita del papa "más cercana a cero que a 10", aunque ofreció una nota mejor cuando se fue el pontífice.

El país está gastando unos 13.300 millones de dólares, la mayoría del erario, para la Copa del Mundo. Ese fue uno de los motivos principales para las protestas durante la Confederaciones en junio, especialmente la construcción o remodelación de 12 estadios, entre ellos cuatro que seguramente se convertirán en elefantes blancos.

La FIFA exigió sólo ocho estadios para el torneo.

Los organizadores de los Juegos Olímpicos no han anunciado sus presupuestos, pero el gasto podría ser similar al del torneo de fútbol, o incluso mayor.

Leo Gryner, director operativo del comité organizador de Río, dijo a la AP que espera un presupuesto capital -una mezcla de dineros público y privado para infraestructura para la olimpiada- 35% mayor a los 11.600 millones presentados en la candidatura.

Indicó que el aumento se debe en parte a la inflación y el valor de la moneda brasileña. Además, la propuesta original no incluía 4.000 millones para la extensión del metro de Río, dijo.

Brasil gastará 13 mil mdd para Olimpaidas y Copa dle Mundo

Gryner señaló que el presupuesto de los Juegos debe aumentar de 2.800 a 4.000 millones de dólares. Este es el dinero que se utiliza para el funcionamiento de los Juegos como tal, y proviene en gran medida de patrocinadores, venta de taquillas y de mercadotecnia.

Gryner dijo el viernes que los organizadores podrían necesitar unos 700 millones adicionales del gobierno para balancear el presupuesto operativo, atribuyendo el déficit a la inflación, la desaceleración en el crecimiento de la economía brasileña y la capacidad para vender patrocinios entre empresas locales.

"Con el presupuesto que tenemos ahora mismo, necesitamos estos 700 millones", afirmó.

Los presupuestos capital y operativo deben ser anunciados a fin de año.

Olimpiadas serán un legado

Consciente del problema de imagen de la FIFA, Gryner prometió que no habrá "elefantes blancos" en los Juegos de Río. Sostuvo que cerca de la mitad de las sedes son estructuras antiguas que son remodeladas, y la otra mitad se divide en partes iguales entre estructuras temporales y permanentes.

Justo después del final de la Confederaciones, el presidente del COI, Jacques Rogge, dijo que los Juegos Olímpicos dejarán un legado de infraestructura para Río. El papa puso su grano de arena al bendecir las banderas olímpica y paraolímpica con agua bendita.

"Tenemos que explicarle muy claramente a todo el público que las inversiones para los Juegos Olímpicos serán un legado sustentable para las próximas generaciones", dijo Rogge. "Ese es el mensaje que estamos enviando, y que expresaremos muy claramente en el futuro".

Los Juegos comienzan el 5 de agosto de 2016 y se realizarán en cuatro sectores de la ciudad. La zona principal será Barra, ubicado en el sur de Río y a varios kilómetros de las famosas playas de Ipanema y Copacabana. También habrá actividad en el Parque Olímpico Deodoro en el norte, el estadio Maracaná en el centro, y en Copacabana.

El fútbol se jugará en Río, Sao Paulo, Brasilia, Belo Horizonte y Salvador.

Los organizadores de Río esperan aprovechar los Juegos para mejorar parte de la infraestructura de transportación de la ciudad. Los tres proyectos más importantes son una extensión de 16 kilómetros al metro, para que llegue a la zona de Barra; cuatro carriles de alta velocidad para autobuses; y la renovación del vetusto puerto.

Lentitud en las obras

La dirigencia del COI está preocupada por la velocidad de las obras, pero la situación no ha alcanzado el nivel de los problemas de los Juegos de 2004 en Atenas.

Gryner reconoció que los organizadores se retrasaron "entre seis y ocho meses" para comenzar las obras.

"Algunas cosas que pasaron el año pasado provocaron esta percepción", indicó. "Una cosa fue el retraso en el comienzo de las obras en el campo de golf... ahora estamos bien encaminados. Hasta que comenzaron las obras de infraestructura el año pasado, la gente tenía la sensación de que no estábamos avanzando".

Dijo que la meta es tener las sedes listas a fines de 2015.

Richard Carrión, el puertorriqueño que aspira a la presidencia del COI y miembro del comité de supervisión de Río, insinuó que las obras tienen que apurar el paso.

"Hay Juegos que están mejor preparados, y Juegos que nos dan un poco más de problemas", dijo Carrión. "Es algo de lo que tenemos que estar muy pendientes. Sé que el presidente (Rogge) también se los ha dejado saber. Hemos visto estas situaciones en el paso, y requieren una supervisión constante".

La comisión de supervisión del COI visitará Río el 1 y 2 de septiembre, y Gryner afirmó que le tendrá buenas noticias.

"Tenemos las mismas fechas de inicio (de obras) para cada sede, y las mismas fechas para terminar (las obras) para todas las sedes", expresó.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios