24 de Septiembre de 2018

Deportes

Llego a los JO con mayor experiencia y madurez: Rommel Pacheco

El clavadista yucateco confía que en Río conseguirá la única medalla que le falta (olímpica), en su exitosa carrera.

Rommel Pacheco Marrufo se preparó con ahínco en Yucatán y adelantó que no se retirará tras Río de Janeiro. (Milenio Novedades)
Rommel Pacheco Marrufo se preparó con ahínco en Yucatán y adelantó que no se retirará tras Río de Janeiro. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Llego a los JO con mayor experiencia y madurez: Rommel PachecoCompartir en Twiiter Llego a los JO con mayor experiencia y madurez: Rommel Pacheco

William Sierra/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- Consciente de que ésta podría ser la última oportunidad que le queda para obtener la única presea que le falta, la olímpica, Rommel Pacheco Marrufo se preparó con ahínco en su tierra y adelantó que no se retirará tras Río de Janeiro.

El deportista reiteró su intención de ser dirigente deportivo y habla de que cuando llegue el momento y tenga hijos, les inculcará los buenos valores y por su puesto la práctica del deporte.

Entrevistado en el Complejo Acuático, de la Unidad Deportiva Kukulcán, donde junto con los demás seleccionados nacionales entrenó diario siete horas divididas en dos sesiones, en las que pueden realizar  de 100 a 300 clavados, el yucateco habla de objetivos, aspiraciones y metas a corto y mediano plazo.

Sin lugar a dudas, buena parte del éxito de Rommel se debe a su entrenadora china Ma Jin, que  desde 2003 está a cargo de él y a lo largo de estos años han forjado una bonita amistad.

“Nos llevamos muy bien, estoy a gusto con ella, Ma Jin ya tiene muchos años en México y además del vínculo que se crea entre entrenador y atleta, hay cierto cariño por tantos años dentro y fuera de entrenamiento”, indica.

De hablar pausado y claro, confía en que la buena ‘vibra’ que adquirieron en este campamento en casa, les traiga buenos resultados en los Juegos Olímpicos de Río y obtenga la única medalla que hasta la fecha no ha podido ganar, tras haber conquistado preseas en Centroamericanos, Panamericanos, Mundial Universitario, seriales de la Copa del Mundo y en Mundiales.

“Espero que el estar entrenando aquí con todo el equipo nos ayude por las condiciones que son buenas para llegar a Río. Aparte de eso me llena de buena energía estar en mi casa, con mi familia, el simple hecho de estar en Mérida es padre”, mencionó Rommel.

Aunque en el fondo le gustaría estar más tiempo aquí con sus familiares, en especial junto con su madre, indica que ambos ya están acostumbrados pues ya tiene muchos años de estar fuera, “es parte de esto, por eso cuando nos vemos la pasamos muy bien y luego cada quien a seguir con sus actividades”.

A pesar de que no faltará que alguien diga que después de Río de Janeiro se retira, Rommel sostiene que mientras siga disfrutando el estar en una fosa de clavados seguirá. 

“Luego de la Olimpiada de Río continuaré en los clavados, no sé cuánto tiempo más, pero seguiré”.

En estos que serán sus terceros Juegos Olímpicos, después de haber estado en Atenas 2004 y Pekín 2008, Pacheco Marrufo siente que llega más maduro y con oportunidades reales de poder alcanzar el podio.

“Llego en una buena etapa y conforme van pasando los años uno adquiere mayor experiencia y madurez, y eso te puede servir”.

Sin dudarlo un segundo subraya que nunca ha pensado en dejar los clavados pese a los altibajos tenidos, pues es una disciplina que disfruta, que le gusta. Sin embargo, cuando llegue el momento de decir adiós lo hará para dedicarse a nuevos retos.

“Me gustaría ser dirigente deportivo, ojalá se dé la oportunidad pues de esta manera podría hacer algo por Yucatán en el deporte. Entrenador no creo, quizás ayudar de vez en cuando, pero serlo de tiempo completo es algo bastante complicado, lo veo con Ma Jin”, dice.

“A mis paisanos sólo les puedo decir que gracias por todo el apoyo que me han dado y estén seguros que en estos Juegos Olímpicos de Río, lo voy a dar todo para regalarle a Yucatán la única medalla que me falta”, expresa y añade que cuando llegue a formar una familia y tenga hijos les inculcará además de los buenos valores, como sus padres lo han hecho con él, que practiquen deportes.

“Los llevaré a probar, yo jugué béisbol, ajedrez, fútbol, vólibol, natación y clavados, que fue con el que me quedé”.

Logros de Rommel Pacheco

  • Campeón panamericano en la plataforma de los 10 metros, en Santo Domingo, a los 17 años, en 2003.
  • Campeón Mundial Universitario en Izmir, Turquía, en 2005.
  • Gana tres medallas en Centroamericanos de Cartagena, Colombia, en 2006.
  • Plata en panamericanos en Río de Janeiro, en 2007.
  • Campeón Panamericano en Toronto  2015,
  • Décimo en Olímpicos, Atenas 2004.
  • Octavo en Olímpicos, China 2008.
  • gana oro en febrero pasado en la Copa Mundial de Clavados.

Formadora de campeones

Desde hace 14 años bajo su tutela, la entrenadora china de clavados conoce bien a Rommel Pacheco y quién mejor que ella para hablar de lo que se puede esperar de él en la Olimpiada de Río.

“Es un muchacho muy trabajador, que se esfuerza por alcanzar sus objetivos. Entrena fuerte y asume lo que se le dice con humildad”, señala.

Considerada una de las mejores entrenadoras del mundo, Ma Jin lamenta que en México se haga al revés las cosas en los clavados, pues antes de tener un chico que se tire bien a la fosa, primero hay que ser gimnasta.

“Lo óptimo es que primero estén en gimnasia y después de dos años, pasen a clavados, lo que desgraciadamente no se hace en México, En cambio en China así se hace”, señaló.
 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios