24 de Mayo de 2018

Deportes

Nervios y Seahawks destruyen a Broncos

Denver cayó ante Seattle por una paliza de 43-8; se vio en desventaja desde el comienzo y jamás se recuperó.

Peyton Manning, de los Broncos de Denver, yace en el terreno después de ser derribado durante la segunda mitad del Super Bowl 2014. (Agencias)
Peyton Manning, de los Broncos de Denver, yace en el terreno después de ser derribado durante la segunda mitad del Super Bowl 2014. (Agencias)
Compartir en Facebook Nervios y Seahawks destruyen a BroncosCompartir en Twiiter Nervios y Seahawks destruyen a Broncos

Agencias
EAST RUTHERFORD, Nueva Jersey.- Todos esos récords no sirvieron de nada.

Peyton Manning no pudo coronar la mejor temporada de cualquier quarterback en la historia de la NFL ni logró esgrimir un argumento irrefutable para que se le considere el más grande de todos los tiempos en su posición. Sus Broncos, informa AP, fueron un mar de nervios y una comedia de errores en el Super Bowl disputado el domingo.

Denver cayó ante Seattle por una paliza de 43-8; se vio en desventaja desde el comienzo y jamás se recuperó.

De hecho, los Broncos estuvieron abajo incluso antes de que Manning tocara el balón, pues un mal centro de Manny Ramírez se escapó hasta la línea final para un safety. Habían transcurrido apenas 12 segundos del encuentro.

"Fue un mal inicio", dijo Manning, "no es la forma en que esperas iniciar un partido".

El panorama para el ataque más productivo de la liga sólo empeoró después.

Dominados en toda la línea, los Broncos (15-4) abandonaron el terreno por el túnel con una desventaja de 22-0 en el medio tiempo. Al regresar, observaron la forma en que Percy Harvin devolvió hasta la zona prometida el despeje que dio inicio a la segunda mitad.

Denver liquidado

Faltaba medio partido, pero Denver estaba liquidado.

"Tienes que jugar bien este partido si quieres ganarlo", dijo el presidente de los Broncos, John Elway, quien perdió tres Súper Bowls como jugador por marcadores de 39-20, 42-10 y 55-10 antes de ganar los últimos dos en que participó.

El ataque más prolífico de la liga, que sumó 606 puntos en la campaña regular y dominó la postemporada en la Conferencia Americana apenas logró un touchdown tras una atrapada de Demaryius Thomas en la última jugada del tercer periodo.

"No pudimos dar la vuelta a las cosas", dijo el tacle izquierdo Chris Clark. "Lo intentamos pero sencillamente ellos jugaron mejor que nosotros. Hoy no jugamos en la forman en que lo hacen los Broncos. Cuando tienes buen ritmo tratas de mantenerlo pero nosotros no lo logramos".

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios