21 de Noviembre de 2018

Deportes

Tomás Boy quería comerse vivo a Quintero

Tras la eliminación del Atlas , el técnico rojinegro fue frenado por el DT de Santos 'para evitar algo serio'.

Tomás Boy, al centro, de saco café, corrió furioso hacia los jugadores y el entrenador de Santos. (mediotiempo.com)
Tomás Boy, al centro, de saco café, corrió furioso hacia los jugadores y el entrenador de Santos. (mediotiempo.com)
Compartir en Facebook Tomás Boy quería comerse vivo a QuinteroCompartir en Twiiter Tomás Boy quería comerse vivo a Quintero

Agencias
MÉXICO, D.F.- Al término del juego Atlas 1-3 Santos, correspondiente al juego de vuelta de cuartos de final de la Liga Mx, el técnico del equipo jaliscience, Tomás Boy, y el de los laguneros, Pedro Caixinha, se dieron algunos empujones, pero el pleito en realidad no era entre ellos.

Aunque Atlas empezó ganando el partido desde el minuto cinco, con gol de Omar Bravo, el santista colombiano Andrés Rentería hizo el gol del empate al minuto 15 y poco después el portero atlista recibió la tarjeta roja directa, pues cortó un avance claro de gol con la mano, estando fuera del área grande.

Con un hombre menos y un portero debutante en liguilla, el Atlas debió remar contra la corriente todo el partido, pero otro colombiano, Darwin Quintero, anotó goles a los minutos 62 y 90 y acabó con las aspiraciones rojinegras, pues el juego de ida terminó 0-0.

Cuando vino el silbatazo final del árbitro, Jorge Antonio Pérez Durán, Tomás Boy salió disparado hacia la banca de Santos buscando pleito, entonces su colega Pedro Caixinha se le puso enfrente para detener al “Jefe” y evitar algo serio,dio a conocer mediotiempo.com

Los integrantes de las dos bancas, así como los jugadores de campo, corrieron de inmediato para detener los empujones entre sus técnicos.

Y es que Caixinha, en lo que fue el primer gol de su equipo lo festejó como nunca y volteó para la banca del rival.

Minimiza el pleito

Sobre el problema que se suscitó al final del encuentro, y donde el portugués se hizo de palabras con Tomás Boy, quien lo tomó de las solapas del saco, Caixinha hizo menos el incidente.

"Yo estaba en mi lugar, iba a saludar como siempre. Pero sabes qué, me gusta la gente con carácter. Son cosas del futbol. Estamos aquí para hablar del partido. Eso fue después del silbatazo final y no merece la pena. Respeto mucho a este técnico. Me gusta su carácter, pero son cosas del futbol”, dijo.

Boy, contra colombianos

El técnico del Atlas, club que no calificaba a liguilla desde 2007, se descargó contra algunos sus rivales:

"Quiero felicitar a este chico, ¿cómo se llama? el número tres, un morenito, porque corre así (rápido) del miedo que tiene. No se puede burlar uno del adversario como lo hizo, igual su portero (Oswaldo Sánchez) que da pena, es miserable, nunca fue un gran líder, un gran jugador, son de esos sobrevalorados, pero en lo demás no tengo ninguna objeción con la derrota, el maravilloso esfuerzo de mis jugadores está ahí", dijo, en relación a Quintero y a Sánchez.

"Que bueno que no me lo encontré un día como jugador (a Darwin Quintero), porque pobrecito"

Sobre el altercado que se dio al final del partido con la banca de Santos, Boy explicó que no tiene ningún problema con el estratega de Santos, Pedro Caixinha, ya que su objetivo era Darwin Quintero.

Continuidad en riesgo

Ahora que terminó el torneo para los Zorros, también concluyó el contrato de Tomás Boy. Al respecto el "Jefe" manifestó que ya tienen tomada la decisión sobre su continuidad, aunque no aclaró cuál es. La dirigencia confía en que continuará.

"Se cumplió el primer objetivo, conseguimos cosas que no teníamos pensadas, ésto los hace realmente fantásticos como grupo, individualmente son capaces, pero hasta aquí nos alcanzó, así que no tengo ninguna queja, lo que me ha dado este equipo quizá no me lo dio ninguno, pero hay cosas que tengo que pensar bien, la decisión está tomada, sólo necesito hablar con mi directiva", finalizó el timonel.

Se defiende Oswaldo

El guardameta de Santos Laguna, Oswaldo Sánchez, justificó su festejo tras el segundo y tercer gol, donde corrió desde su arco hasta un tiro de esquina, alzando los brazos y haciendo algunas señas, que para algunos aficionados, dirigentes y el técnico del Atlas fueron interpretadas como burlas de parte del guardameta tapatío.

"Quiero aclarar: mi mamá estaba en un palco y no quería problemas con mi familia, les dije que se fueran, respeto y amo a la gente del Atlas, así de claro. Mi familia estaba en un palco en esa zona, vinieron a ver el partido, cuando metimos el tercer gol me acerco al tiro de esquina, que era donde estaba el palco y les dije que lo cerraran y se vayan, no me gusta meterme con la gente con ese tipo de cosas y menos cuando el partido ya estaba resuelto”, señaló.

"Respeto opiniones, creo que ganamos muy bien, pero yo estaba pidiéndole a mi familia que se fueran a la casa".

Cuando cayó el tercer gol, Sánchez Ibarra hizo una seña volteando hacia el palco, con su mano derecha, haciendo alusión de que se fueran, la afición rojinegra lo interpretó una ofensa para sí. Tomás Boy y Carlos Martín del Campo, desde su trinchera, se quejaron del acto.

Sobre el encuentro ante Cruz Azul, por las semifinales del balompié mexicano, sentenció que disfrutarán de la serie ante el equipo de Guillermo Vázquez.

"Estamos para disputar esta Semifinal y este equipo quiere volver a pelear una Final. Nosotros ya les ganamos una, seguramente ellos querrán hacer bien las cosas porque han venido jugando bien, pero vamos a disfrutar estos dos partidos”, concluyó.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios