21 de Septiembre de 2018

Deportes

¿Por qué el equipo más rico de la MLB cerró la cartera?

Nueva York no aportó ni un dolar en los más de dos mil 500 millones que sumaron la compra de agentes libres en este invierno en la MLB.

Para la temporada de 2014, los Yankees de Nueva York desembolsaron 438 millones garantizados por Masahiro Tanaka (imagen), Jacoby Ellsbury, Brian McCann y Carlos Beltrán. (Archivo AP)
Para la temporada de 2014, los Yankees de Nueva York desembolsaron 438 millones garantizados por Masahiro Tanaka (imagen), Jacoby Ellsbury, Brian McCann y Carlos Beltrán. (Archivo AP)
Compartir en Facebook ¿Por qué el equipo más rico de la MLB cerró la cartera?Compartir en Twiiter ¿Por qué el equipo más rico de la MLB cerró la cartera?

Agencias
NEW YORK, New York.- La inversión en agentes libres (peloteros que terminan su contrato con su equipo) durante este invierno oscila en los dos mil 500 millones de dólares.

¿Cuánto de ese monto corresponde a los Yanquis de Nueva York, uno de los equipos deportivos más ricos del mundo? Ni un sólo dólar.

Por primera vez desde que la agencia libre empezó a usarse tras la temporada de 1976, los Yanquis se quedaron de brazos cruzados en cuanto a fichajes siendo el único club de las Grandes Ligas que ha hecho esto. 

Este es el mismo equipo que previo a la temporada de 2014 desembolsó 438 millones garantizados por Masahiro Tanaka, Jacoby Ellsbury, Brian McCann y Carlos Beltrán.

¿Por qué esta vez los neoyorquinos han ido contra la "tradición" de acaparar el talento formado por sus adversarios?

El manager Joe Girardi se encargó de ofrecer una explicación elemental:

"La gente me lo ha preguntado muchas veces: los Yanquis no han hecho nada tremendo este receso", dijo Girardi durante un conversatorio en el canal de televisión de la franquicia. "Bueno, cada una de nuestras posiciones está cubierta por un contrato a largo plazo".

Un ejemplo de los problemas con los que cuenta el capitán es que tiene disponibles a tres peloteros por encima de los 35 años - Alex Rodríguez, Mark Teixeira y Beltrán- que deberían estar desempeñándose exclusivamente como bateador designado, pero solo puede poner a uno, en este caso A-Rod.

Como magra recompensa de su última salida de compras, Nueva York solo puede presumir del wildcard en la pasada temporada, sucumbiendo ante los Astros de Houston en el juego a vida o muerte.

Las opciones

Estos Yanquis, bajo la dirección del gerente Brian Cashman, han aprendido que la agencia libre no es garantía de éxito, y por eso han hecho caso omiso del brillo de algunos jugadores, y por el contrario, han puesto énfasis en darle oportunidades a una camada de prospectos como Luis Severino, Greg Bird, Aaron Judge, Gary Sánchez y Jorge Mateo.

Sin embargo, no se han quedado quietos en cuestión de transacciones, al operar a través de canjes con los que incorporaron a un nuevo segundo base (Starlin Castro) y a otro relevista (Aroldis Chapman).

No es secreto que Nueva York tiene la vista puesta al mercado de agentes libres tras la campaña de 2018, cuando los contratos de Rodríguez, Teixeira, Beltrán y CC Sabathia ya no estarán en su libro de cuentas.

Con un nuevo convenio laboral para entonces, el cual elevaría el monto que pueden gastar los equipos, los Yanquis se evitarían los impuestos. Buscan empezar desde cero en la que promete ser una fabulosa oferta de agentes libres con nombres como Bryce Harper, Andrew McCutchen, Manny Machado, David Price, Matt Harvey y José Fernández, entre otros.

Lo aconsejable ahora es guardar paciencia, mucha paciencia.

Otras consideraciones al terminar el receso de invierno y el inicio de los entrenamientos de entrenamientos en Arizona y Florida:

-Prudencia de los Dodgers: Blanco de mofas por tener dinero de sobra y ser incapaces de derrocharlo, particularmente al ser superados por los Diamondbacks, sus rivales de división, en la puja por Zack Greinke. Los Dodgers también se cuidan de contratos insensatos y se aferran al potencial de sus prospectos (Corey Seager, Julio Urías y José De León).

"El año pasado, estábamos hablando sobre los Padres", recordó su primera base Adrián González, en referencia al equipo rival de división que gastó a manos llenas en la agencia libre pasada y se quedó lejos de clasificarse a los playoffs.

-¿Al fin el año de los cachorros?: El equipo que mejor hizo sus deberes en el invierno, cubriendo necesidades en todas las facetas, y con el efecto añadido de sacarle dos piezas a sus archirrivales de división, los Cardenales, al adquirir al jardinero Jason Heyward y el abridor John Lackey. También añadieron la versatilidad de Ben Zobrist. Después de ganar 97 juegos y alcanzar la serie de campeonato, el núcleo joven integrado por Kris Bryant, Anthony Rizzo, Addison Russell y Kyle Schwarber, los Cachorros palpitan que la bendita sequía sin un título de la Serie Mundial, desde 1908, está por terminar.

-La suerte de los Mets: Se daba por descontado que Yoenis Céspedes no iba a regresar a Nueva York. De hecho, los campeones vigentes de la Liga Nacional se daban por conformes con sus adquisiciones (Neil Walker y Asdrúbal Cabrera en el medio del cuadro interior), pero el cubano descartó otras ofertas y firmó por tres años con los Mets. Ya eran señalados como favoritos para revalidar el título de la división por su intimidante rotación que incluye a tres pitchers que lanzan sobre las 94 mph (Harvey, Jacob deGrom y Noah Syndergaard), y acabaron reteniendo a Céspedes, cuyo bate (17 jonrones en 57 juegos) fue esencial en el despertar ofensivo para la acometida que los llevó a su primera postemporada desde 2006.

-¿Podrán repetir los Reales?: Kansas City mantiene su formidable bullpen y la renovación de Alex Gordon dejó casi intacta la alineación diaria (el jardín derecho y la segunda base son los puntos débiles). Nadie ha podido revalidar el campeonato de la Serie Mundial desde los Yanquis en 2000. La rotación no es espectacular, pero igual se coronaron.

-Año par, de San Francisco: Johnny Cueto y Jeff Samardzija por 220 millones; Matt Cain prometiendo que se ha recuperado. Con Madison Bumgarner de líder, la rotación de los Gigantes mete miedo. Hay muchas razones para considerar a los Gigantes como candidatos, pero la superstición no se puede ignorar. Campeones en 2010, 2012 y 2014. Estamos en 2016, otro año par.

(Información de Associated Press)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios