Estrenan edición de Abbey Roan, a 50 años de su lanzamiento

Iba a llamarse "Everest", pero terminó llevando el nombre de los estudios donde grabaron sus discos.
|
(Chris Pizzello/Invision/AP)
(Chris Pizzello/Invision/AP)

Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- A 50 años del lanzamiento de Abbey Road, la última obra cumbre de The Beatles, ayer se estrenó una edición especial del mítico álbum del cuarteto de Liverpool.

Iba a llamarse "Everest", pero terminó llevando el nombre de los estudios donde grabaron sus discos: Abbey Road. Hace medio siglo los integrantes de la banda se despidieron cruzando un paso de peatones.

Cuando "Abbey Road" se publicó el 26 de septiembre de 1969, nadie dijo que aquel iba a ser el último disco de los Beatles, pero ellos lo grabaron como si nunca más fueran a trabajar juntos. Incluso colocaron un tema llamado "The end" como cierre del álbum.

Y eso que tras las tensiones vividas durante su proyecto anterior, que acabaría publicándose en 1970 con el nombre de "Let it Be", The Beatles recuperaron la magia en las sesiones de "Abbey Road", que marcaron el regreso de George Martin como productor.

También te puede interesar: Iñárritu recibe el doctorado Honoris Causa por parte de la UNAM

Su hijo Giles Martin, ha sido ahora el encargado de remezclar el álbum para las nuevas ediciones conmemorativas que se ponen a la venta mañana en todos los formatos y que cuentan con material extra procedente de las sesiones de grabación del disco.

Giles ya se ocupó de las nuevas versiones del "Sgt. Pepper" y del "Álbum Blanco", publicadas en 2017 y 2018, respectivamente. Pero ahora, el reto era mucho mayor, dado que, a diferencia de los otros dos discos, "Abbey Road" se publicó originalmente en estéreo y su sonido es técnicamente impecable.

De hecho, Giles Martin ha confesado que necesitó hacer hasta cinco mezclas para "mejorar" el sonido que su padre había conseguido en algunas canciones del disco.

Su icónica portada lo mantiene además como una de las imágenes más reconocibles del grupo, además de una de las más recreadas de la historia del arte moderno.  Y el cruce de Abbey Road cercano a los estudios del mismo nombre por el que pasaron en fila -por ese orden- John Lennon, Ringo Starr, Paul McCartney y George Harrison es un indudable reclamo turístico de Londres.

The Beatles eligieron aquel escenario después de desechar la idea de viajar a Nepal para fotografiarse junto al pico más alto del mundo. En algún momento pensaron llamar al disco "Everest", porque esa era la marca de cigarrillos que fumaba Geoff Emerick, uno de sus más estrechos colaboradores en los estudios de Abbey Road, donde por entonces hacía sus primeros trabajos como técnico de sonido un joven Alan Parson, futura estrella del rock.