26 de Septiembre de 2018

Entretenimiento

Ana Tijoux regresa a sus raíces chilenas

En su álbum 'Vengo', la rapera cambia las pistas electrónicas por instrumentos andinos tradicionales para acompañar letras de fuerte carga social.

Ana Tijoux ha emergido como una de las voces más influyentes de la escena del hip hop latinoamericana. (Archivo Notimex)
Ana Tijoux ha emergido como una de las voces más influyentes de la escena del hip hop latinoamericana. (Archivo Notimex)
Compartir en Facebook Ana Tijoux regresa a sus raíces chilenasCompartir en Twiiter Ana Tijoux regresa a sus raíces chilenas

Agencias
SANTIAGO, Chile.- Ana Tijoux, cuya canción de rap "La bala" se convirtió en un himno para el movimiento de estudiantes de Chile, emergió como una de las voces más influyentes de la escena del hip hop latinoamericana.

Ahora Tijoux, que pasó parte de su infancia en Francia luego que su familia se vio obligada a exiliarse durante la dictadura del general Augusto Pinochet, dice que está deseosa de descubrir sus raíces. Su más reciente álbum, "Vengo", cambia las pistas electrónicas pregrabadas por una banda de instrumentos andinos tradicionales tocando en vivo para acompañar letras de fuerte carga social que abordan desde conflictos de clase y derechos de indígenas hasta el feminismo y la libertad.

"Es una suerte de manifiesto", dijo Tijoux a la Associated Press. "De volver a querer a aprender y mirar este mundo de otra manera, con otros ojos".

Tijoux, de 36 años, regresó a Chile de adolescente y descubrió su amor por el hip hop. Su álbum "1977", en referencia al año en que nació, fue nominado a un Grammy en 2011 y la canción homónima del disco se incluyó en la popular serie dramática de la TV estadounidense "Breaking Bad". De vuelta en casa, "La bala" sirvió de banda sonora para multitudes de estudiantes chilenos que exigían una reforma a la educación y la reducción de una enorme brecha entre ricos y pobres.

Lección de estudiantes

"Esta nueva generación de estudiantes ha sido un balde agua fría para todos nosotros. Ha sido una cachetada gigante... creo que ha sido una tremenda lección de capacidad organizativa, de capacidad de unión, de lucha y de una cosa tan básica como estudiar", dijo Tijoux.

"Fue tremenda inspiración. Las marchas también han sido un punto álgido de gran aglomeración de artistas invisibles. Nunca vi tantos, fotógrafos, tantos bailarines, músicos como vi en las marchas. Es una olla a presión de artistas que no están tan presentes en el 'mainstream' pero que están ahí".

Las protestas estudiantiles comenzaron durante la primera presidencia de Michelle Bachelet (2006-10), que calmó a algunos estudiantes nombrando una comisión que incluyó a varios de sus líderes, y reorganizando su gabinete. Pero muchos otros se decepcionaron.

Bachelet asumió la presidencia nuevamente el mes pasado. Esta vez, ha prometido una revisión de la educación en respuesta a los millones de personas que han participado en las protestas desde el 2011 en exigencia de profundos cambios a un sistema que sufre de escuelas públicas de baja calidad, docentes no preparados y universidades privadas costosas.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios