16 de Noviembre de 2018

Entretenimiento

Disfrutan meridanos una tarde sinfónica en San Juan

Con el objetivo de recuperar las retretas, la Banda Sinfónica Juvenil de Yucatán ofreció un concierto en el parque.

El maestro Luis Luna Guarneros al dirigir a la Sinfónica Juvenil. (Juan Albornoz/SIPSE)
El maestro Luis Luna Guarneros al dirigir a la Sinfónica Juvenil. (Juan Albornoz/SIPSE)
Compartir en Facebook Disfrutan meridanos una tarde sinfónica en San JuanCompartir en Twiiter Disfrutan meridanos una tarde sinfónica en San Juan

Claudia Ortiz/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- En el marco del programa que organizan el Gobierno del Estado, la Secretaría de la Cultura y las Artes (Sedeculta) y el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), para recuperar las retretas en los parques públicos de la ciudad, ayer por la tarde la Banda Sinfónica Juvenil de Yucatán ofreció un concierto en San Juan, el cual fue disfrutado por los paseantes que estaban en el sitio.

De acuerdo con la definición, la retreta es un función musical nocturna al aire libre o concierto que ofrece en las plazas públicas.

Bajo la dirección del maestro Luis Luna Guarneros, los jóvenes músicos lograron que los meridanos que visitaron el lugar pasaran una tarde diferente, en la cual la música con instrumentos de aliento fue la principal protagonista.

Antes de iniciar el concierto, el maestro Luna Guarneros dio la bienvenida a los presentes y les agradeció su presencia al evento para el cual prepararon un programa especial.

La tarde empezó con la pieza John Williams en concierto, un popurrí homenaje con la música del compositor de temas de películas como Star Wars y Tiburón; el público premió con una sonora ovación a los ejecutantes.

Posteriormente, el maestro Luna Guarneros explicó que las retretas musicales en los parques públicos eran una costumbre hace muchos años y que el objetivo es retomarlas en un ambiente natural y al aire libre. 

Al concluir anunció la interpretación de la zarzuela Intermezzo de la boda de Luis Alonso, de Gerónimo Jiménez, que alegró aún más la tarde en el parque de San Juan.

El director de la banda preguntó a la gente qué les parecía el concierto, recibiendo una respuesta positiva al calificarlo de magnífico por la música y el profesionalismo de los músicos, que luego regalaron a los escuchas la obertura de La Fuerza del Destino, de Giuseppe Verdi.

El concierto concluyó cuando los últimos rayos del Sol dejaron de alumbrar el parque de San Juan, tiempo durante el cual interpretaron piezas como Acuario, Johan de Mei; Tango para un toreador, de Hermann Ch. Snijders, y Sing, sing, sing, de Louis Prima y Benny Goodma, entre otras.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios