19 de Septiembre de 2018

Entretenimiento

'Danza entre dos cielos' otorga el tercer lugar a fotógrafo yucateco

La fotografía fue reconocida en el certamen canonista 2015.

El fotógrafo Marco Rojano y la bailarina Brigitte Olivares son los autores de la obra que consiguió el tercer lugar en el concurso nacional.(Milenio Novedades)
El fotógrafo Marco Rojano y la bailarina Brigitte Olivares son los autores de la obra que consiguió el tercer lugar en el concurso nacional.(Milenio Novedades)
Compartir en Facebook 'Danza entre dos cielos' otorga el tercer lugar a fotógrafo yucatecoCompartir en Twiiter 'Danza entre dos cielos' otorga el tercer lugar a fotógrafo yucateco

Cecilia Ricárdez/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Una bailarina de vestido blanco, con la pose del cisne enmarcada por la hora azul, en la que se oculta el sol para dar paso a la noche en el mar, son los elementos centrales de la fotografía “Danza entre dos cielos”, de Marco Rojano Romero, fotógrafo de decisión y vocación, quien fue reconocido en el concurso Canonista 2015, al destacar entre los primeros tres lugares a nivel nacional.

La convocatoria atrajo más de dos mil 200 fotografías, de las cuales la del yucateco formó parte de la selección que pasó a la fase internacional, en Japón, donde representó al país, en la competencia organizada por una reconocida marca de cámaras. Su imagen obtuvo el tercer lugar otorgado por Canon México.

En entrevista en la redacción de Milenio Novedades, Rojano Romero dijo estar feliz con el resultado del trabajo en equipo con la bailarina Brigitte Olivares Peraza, protagonista de la imagen. Recordó que la tarde en la que se tomó la foto el estado del tiempo era inestable, llovía por momentos y tenían que aprovechar cada minuto para lograr la toma correcta.

Partidario de obtener la fotografía en su estado más natural posible, con el menor retoque, Marco preparó la toma con una cámara Canon 5D mark II, un lente f2.8 y un flash externo Canon. Con todos los elementos previamente dispuestos logró esta “Danza entre dos cielos”. Inspirado por el resultado, prevé ampliar la serie aprovechando la belleza natural, arquitectónica y arqueológica de Yucatán y conjuntando del nuevo el ballet. 

“Mi teoría es que si un fotógrafo tarda más de un minuto y medio en la edición de la foto, esa imagen no merece vivir”, sentencia el fotógrafo la hablar sobre el excesivo uso de la edición en las fotografías, porque desde su visión, le resta valor, cuando lo importante está  en el ojo del profesional y aprieta el disparador de la cámara.

En la charla, la bailarina recordó que han trabajado en otras ocasiones y se ha logrado una mancuerna positiva para desarrollar proyectos fotográficos en los que ella aporta la belleza y figuras propias de la danza.

Marco se inició en la fotografía en 2009, a partir de encontrar en la lente una forma de elevar su nivel de observación, y ha tomado cursos, talleres y diplomados tanto en México como en Nueva York.

Fue alumno del español Carlos Felope Ortiz, considerado uno de los mejores exponentes de la fotografía de boda, con el maestro Arturo Escobedo y académicos de la Universidad Anáhuac Mayab.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios