21 de Noviembre de 2018

Entretenimiento

'El Justiciero' mantiene el nivel

Suspenso, acción y fluidez son las cualidades de “El justiciero” que se mantienen en su secuela.

El libreto podía no ser ideal, pero ahí es cuando el director interviene para componer la narración. (Internet)
El libreto podía no ser ideal, pero ahí es cuando el director interviene para componer la narración. (Internet)
Compartir en Facebook 'El Justiciero' mantiene el nivelCompartir en Twiiter 'El Justiciero' mantiene el nivel

Por Rafael R. Deustúa

 Lo más llamativo de “El justiciero 2” es su protagonista, pues es la primera vez que Denzel Washington filma una secuela de cualquiera de sus películas. Probablemente se deba a su buena relación con Antoine Fuqua, que lo dirigió hace cuatro años en el primer filme, además de en “Día de Entrenamiento” y “Los siete magníficos” y el actor mantiene su calidad, aunque no tanto el director.

 Tras su pequeña aventura Robert McCall ahora trabaja como chofer y redondea ingresos con trabajos que le pasa su antigua colega del servicio secreto Susan Plummer, como sea siempre se las ingenia para encontrar malvivientes a quienes darles una lección de justicia y vecinos a quienes ayudar a tener una mejor vida y así compensar por su violento pasado, que ahora vuelve a buscarlo.

También te puede interesar: Alfonso Cuarón es candidato al premio del público por 'Roma'

 Cuando se planea una historia hay un momento en que debemos condensarla y recortar todo aquello que nos sobre. Por ejemplo en “El justiciero” original tenemos la trama central que es la gesta del héroe y varias secundarias que nos ayudan a entender al héroe, a saber de qué es capaz. Ahora el guionista Richard Wenk ofrece varias historias pero no las integra entre sí, por lo que al menos dos pueden eliminarse y no pasa nada.

El libreto podía no ser ideal, pero ahí es cuando el director interviene para componer la narración, por ejemplo al integrar las historias, sin embargo Fuqua no lo hace. Lo que sí consigue y con maestría es que no lo notemos hasta que se acaba la película, mientras está la película el director nos captura luciendo el buen trabajo de Washington por medio de una buena atmósfera de suspenso e intriga.

 Destaca la violencia, quizá un tanto más fuerte que en la primera película, pero considerando que es un filme para adultos decidieron aprovechar las libertades de la clasificación. Por otro lado, la idea de un justiciero que no toma prisioneros ni respeta la vida de los maleantes tiene cierto atractivo.

 En actuaciones la película se la lleva Washington, pues en realidad no hay otro personaje que esté a su altura, ni siquiera el antagonista. Pedro Pascal, Melissa Leo, Bill Pullman y Ashton Sanders trabajan bien según las posibilidades de sus roles.

 El filme es fluído pero tampoco tiene la acción frenética de otras películas de acción, lo cual le da una cierta credibilidad al sexagenario Washington y lo hace disfrutable

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios