19 de Septiembre de 2018

Entretenimiento

'El Mimo de Yucatán' vuelve a escena

Pastor Góngora brinda un espectáculo gratuito en el Festival de Teatro 'Wilberto Cantón'.

El Mimo de Yucatán presenta su espectáculo en una sala del Centro Cultural Dante. (Milenio Novedades)
El Mimo de Yucatán presenta su espectáculo en una sala del Centro Cultural Dante. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook 'El Mimo de Yucatán' vuelve a escenaCompartir en Twiiter 'El Mimo de Yucatán' vuelve a escena

Cecilia Ricárdez/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Pastor Góngora “El Mimo de Yucatán” regresa a escena este martes en la ciudad, en el marco del Festival de Teatro “Wilberto Cantón” en una sala del Centro Cultural Dante, donde presentará su espectáculo “40 años de silencio”, en homenaje  a los grandes críticos de teatro y recordando al maestro de la pantomima Marcel Marceu. 

La función está programada a las 21:00 horas; no obstante, se abrirán las puertas del recinto desde una hora antes para que el público ocupe su lugar, debido a que la sala está limitada a máximo 70 personas. La entrada es libre.

Críticos de teatro como Alberto Cervera Espejo, Leopoldo Peniche Vallado, Samuel Herrera, Faulo Sánchez y Roldán Peniche fueron la motivación para armar esta presentación especial.

En entrevista con el artista, Pastor Góngora destacó que su participación en el Festival “Wilberto Cantón” la montó para rendir homenaje a las plumas de escritores y cronistas que dedicaron espacios importantes a su arte silente que ha compartido durante 40 décadas. 

Para este fin, seleccionó ocho rutinas clásicas entre las que no puede faltar su versión del emblemático número “La casa de cristal”, de Marcel Marceau, a quien admira profundamente; también incluirá  “Todo lo que ocurre y te encuentras en la calle”, “El encuentro de la dama vanidad y el fogoso demonio del amor”, “Un viaje en camión urbano”, “La panadería” y  “El salón de baile”.

'Marceu sigue inspirándome'

“Marcel Marceu no ha muerto para mí, sigue inspirándome y llenando el arte en el que me desarrollo con tanta pasión: la pantomima; porque el gesto es al alma, el alma es la música del silencio y la música del silencio se revela  a través del gesto”,  agregó.

Llama la atención que “El Mimo de Yucatán”, tras exitosas presentaciones en el Teatro “José Peón Contreras” en ediciones pasadas, ahora esté programado en un espacio tan pequeño. El maestro, ante la situación, sólo opina que su arte se puede presentar en cualquier sitio, no obstante, admite la sorpresa que le causó enterarse de la sede que le tocó en esta edición del encuentro teatral.

Con 40 años de trayectoria y haber pisado escenarios nacionales e internacionales, Pastor se prepara para nuevos proyectos en diversos encuentros culturales. 

Considera al arte escénico de pantomima una forma de expresión poderosa, porque sin palabras consigue crear diferentes ambientes, historias y personajes, sólo con su cuerpo y algunos elementos como la iluminación y objetos. 

Inicios y escuelas

Pastor Góngora nació en Oxkutzcab, Yucatán, en 1947, pero fue hasta 1970 que se convirtió en el primer mimo a nivel nacional e internacional, orgullosamente yucateco. 

Sus inicios fueron como actor en la Ciudad de México; posteriormente, becado, estudió con maestros de la talla de Luis de Tavira, Stefany Willis, Carlos Ancira y Jaime Chabaud, quien incluso escribió una obra llamada “Divino Pastor Góngora”, basada en experiencias del mimo y presentada en la sexta edición del Festival Internacional de Teatro Latino de Los Ángeles (FITLA).

“El Mimo de Yucatán”, en 1977 fue invitado para integrarse a la primera Compañía de Pantomima de los Estados Unidos de Norteamérica.

También estudió en la Escuela de Arte de San Miguel Allende, Guanajuato.

El actor ha participado en el Festival Internacional de Arte Callejero, en Zacatecas, donde junto a su grupo de teatro se robaron las miradas de cientos de paseantes que disfrutaron del espectáculo.

Distinción

Pastor Góngora es considerado el primer mimo yucateco en trascender a nivel nacional e internacional. Es un artista inquieto que busca el sentido hasta en lo más mínimo de las cosas que lo rodean, dándole el valor moral y espiritual. 

"Asumir la creación de formas sensibles y plásticas es un reto que acepta utilizando el instrumento más libre y por lo mismo más rebelde: el cuerpo humano".

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios