19 de Enero de 2018

Entretenimiento

El mundo recuerda a Kafka

Hace 131 años nació el autor de novelas como El Proceso y La Metamorfosis.

La importancia de Franz Kafka como escritor empezó a partir de su muerte. (kultura.idnes.cz)
La importancia de Franz Kafka como escritor empezó a partir de su muerte. (kultura.idnes.cz)
Compartir en Facebook El mundo recuerda a KafkaCompartir en Twiiter El mundo recuerda a Kafka

Agencias
MÉXICO, D.F.- El escritor Franz Kafka, quien es recordado mañana que se cumplen 131 años de nacimiento, trascendió como uno de los autores más destacados de su tiempo y uno de los más leídos en el último siglo.

Franz Kafka vio la primera luz el 3 de julio de 1883 en el seno de una familia judía de clase media de Praga, liderada por Hermann Kafka, quien se desempeñó como tendero, publica Notimex.

En su infancia, el pequeño Franz sufrió la pérdida de dos de sus hermanos, acontecimiento que lo convirtió en el hermano mayor, de acuerdo con la biografía del escritor disponible en el sitio en Internet “kafka.org”.

Asistió al Altstädter Staastsgymnasium, un exigente colegio de secundaria para la élite académica, donde fue respetado y estimado por sus maestros; sin embargo, siempre tuvo una aversión por la sociedad instituida, la cual externó al declararse socialista y ateo en su adolescencia.

A lo largo de su vida, Kafka expresó simpatías por los socialistas; asistió a reuniones de los anarquistas checos, antes de la Primera Guerra Mundial (1914-1918), y demostró interés y simpatía por un sionismo socializado.

Por su condición de judío, el escritor estuvo asilado de la colonia alemana de Praga, a la vez que como intelectual moderno, se encontró igualmente desconectado de su propia herencia judía.

Tiempo después, el destacado escritor entabló amistad con varios intelectuales y literatos judíos alemanes de Praga y en 1902, cuando cursaba Derecho en la Universidad de Praga, conoció al escritor y periodista esloveno Max Brod (1884-1968), quien se convirtió en su amigo, promotor y biógrafo.

Sin tiempo para escribir

Doctorado en 1906, Kafka encontró empleo en una empresa de seguros. No obstante, las largas horas y las exigentes demandas de la Assicurazioni Generali no le permitían dedicarse a su gran pasión, la escritura.

Posteriormente, el joven abogado fue contratado por el Instituto de Seguros de Accidentes de los Trabajadores del Reino de Bohemia, donde permaneció hasta 1917, año en el que padeció tuberculosis, enfermedad que lo obligó a retirarse en 1922.

Caracterizado por su personalidad agradable, inteligente y llena de humor, Kafka se comprometió en matrimonio dos veces con Felice Bauer y más tarde vio frustrado su amor Milena Jesenská Pollak, señala su biografía publicada en el portal electrónico “biografiasyvidas.com”.

Entre 1913 y 1919, el autor escribió “El proceso”, “La metamorfosis”, “La condena” y publicó “El chófer”, que incorporaría más adelante a su novela “América, En la colonia penitenciaria” y el volumen de relatos “Un médico rural”.

Luego de pasar numerosas temporadas en sanatorios a causa de su enfermedad se trasladó, en 1923, a Berlín, donde se dedicó a la escritura y conoció a Dora Dymant, joven judía nacionalista en la que encontró una nueva oportunidad de enamorarse.

Entusiasmado por su nuevo amor, Franz Kafka regresó a Praga, donde su precaria salud se volvió a deteriorar y murió el 3 de junio de 1924.

Kafka, que describía con intensidad la ansiedad y la alienación del hombre de la primera mitad del siglo XX, influenció a autores como Albert Camus, Jean Paul Sartre, Jorge Luis Borges y Gabriel García Márquez.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios