26 de Septiembre de 2018

Entretenimiento

Intensidad emotiva en el 'Concierto para dos pianos'

María Elí Sosa Cáceres y Zuelika Díaz se presentan en plena madurez artística con la Orquesta Sinfónica de Yucatán.

Las pianistas María Elí Sosa Cáceres y Zuleika Díaz se presentaran este fin de semana con el 'Concierto para dos pianos'. (Milenio Novedades)
Las pianistas María Elí Sosa Cáceres y Zuleika Díaz se presentaran este fin de semana con el 'Concierto para dos pianos'. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Intensidad emotiva en el 'Concierto para dos pianos'Compartir en Twiiter Intensidad emotiva en el 'Concierto para dos pianos'

Joel González/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Con el Concierto para dos pianos, de Francis Poulenc, se presentan en plena madurez artística María Elí Sosa  y Zuleika Díaz, como parte del programa que ofrecerá la Orquesta Sinfónica de Yucatán (OSY) este fin de semana.

En entrevista, María Elí señaló: “Son dos solistas que se juntan entre sí y hacen sonar el todo”.
Agregó que ojalá muchos compositores hubieran escrito más conciertos para dos pianos, ya que son muy contados, por tanto no son obras muy conocidas.

También explicó en este concierto, Poulenc explota los pianos colorísticamente, con líneas y grandes efectos que lo hacen una gran obra. Agregó que además las emociones rigen al intérprete, por tanto se debe cumplir con la partitura.

Asimismo, agregó que es muy importante que las dos personas se lleven muy bien para que exista comunicación, eso hace que se compenetren, pues juntas comunicarán el mismo mensaje.

“Sabemos qué esperar una de la otra porque hemos ensayado mucho”, aseguró.

Por su parte, Zuleika Díaz expresó que para este tipo de conciertos se debe trabajar de manera individual muy fuerte, porque si no es así puede haber fallas.

“Cada que vas a tocar un concierto no sabes lo que va a pasar”, puntualizó.

También dijo que hay un alto grado  de responsabilidad ya que toca una en función de la otra; de igual forma sedó claro que para ambas presentarse ante su propio público conlleva una responsabilidad mayor ya que son gente que te conoce y que sabe con precisión lo que espera de las pianistas y esto incrementa el nerviosismo que termina trasformado en adrenalina.

Recordó la profesora de origen cubano que han tocado este concierto años atrás un par de veces, y que siempre que lo presentan suceden cosas raras ya que genera en ellas una hipersensibilidad.

“Comenzamos a ver cosas, escuchar cosas raras como una conexión mística más elevada”, concluyó.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios