24 de Septiembre de 2018

Entretenimiento

La adversidad fue la herramienta: Cuarón

La relación creativa entre Alfonso y Jonás Cuarón fue clave para la realización de 'Gravity'.

Alfonso Cuarón, Sandra Bullock, David Heyman y Jonás Cuarón. (Agencias)
Alfonso Cuarón, Sandra Bullock, David Heyman y Jonás Cuarón. (Agencias)
Compartir en Facebook La adversidad fue la herramienta: CuarónCompartir en Twiiter La adversidad fue la herramienta: Cuarón

Agencias
LOS ANGELES, Cal.- Venecia, Toronto y ahora Los Ángeles han sido los lugares donde Alfonso y Jonás Cuarón, junto con Sandra Bullock y el productor David Heyman, han recorrido hasta ahora con la película Gravity. Antes de que llegue el director a México a inaugurar el festival de cine de Morelia ¡Hey! de Milenio platicó con él y su equipo para entender más acerca de esta extraordinaria película de la soledad, la búsqueda y el espacio exterior.

“Cuando Jonás (Cuarón) tuvo esta noción, una vuelta por la montaña rusa la llamó, que es una película que te tiene en la orilla del asiento desde el principio, llena de suspenso, tensión durante toda ella, pero que a la vez eso no sea más que una proyección de un viaje profundamente emocional. Metáforas visuales”, dijo Alfonso.

“Hablamos de los temas que queríamos tocar y la adversidad era uno de ellos”, agregó el guionista e hijo del director mexicano, “y teníamos la imagen de un astronauta girando hacia la nada… no solo fue una gran metáfora de la adversidad, sino también del vacío existencial del personaje”.

Filmar una cinta donde ni siquiera las leyes de la física son las mismas a las que conocemos fue un reto completamente estimulante. David Heyman, quien ya había trabajado con Alfonso cuando hicieron Harry Potter apuntó: “No teníamos idea cómo lo íbamos a hacer”.

“La adversidad fue la herramienta”, interrumpió Alfonso entre risas ante lo que el productor continuó “Y entonces Alfonso encontró a Sandy”. “Estaba en la calle”, volvió a replicar el director. “Estaba perdida”, provocando carcajadas en todos los presentes y la respuesta de la actriz. “Tiene algo de verdad lo que dice”.

Después de ganar un Oscar por The Blind Side y adoptar un hijo, Bullock no estaba precisamente buscando el proyecto que viniera a cambiar su vida en este momento, pero su admiración por el director de Children of Men fue superior a cualquier otra cosa.

“En mi compañía siempre que llega un buen libreto pregunto si creen que Alfonso lo querría hacer. Y la respuesta siempre es no, porque él escribe sus propios proyectos, pero siempre lo puso como ejemplo de un artista quien marca a lo que tenemos que aspirar.

Luego salió que tenía este proyecto. Era un momento en el que no tenía la menor intención de trabajar y me dijeron ‘el vendrá a verte a Austin’ y yo dije ‘!¿Qué?! ¿Alfonso Cuarón vendrá a Austin? Y lo hizo. La conversación que tuvimos no tuvo nada que ver con la parte técnica, sino con las emociones que queríamos proyectar”.

Respecto a cómo realizar una realidad completamente ajena a la que conocemos, Cuarón reconoció el esfuerzo de otro colaborador mexicano que siempre impacta por su trabajo.

"Emmanuel Lubezki – lo llamamos el Chivo–. Y para el Chivo todo tiene que ver con la iluminación. Es el maestro de la iluminación. Y de cierta manera el Chivo ve al mundo de una manera muy distinta a todos nosotros. La sutileza que tiene en el ojo.

Y cuando se involucró estaba verdaderamente obsesionado con la luz en el espacio. Porque la luz que conocemos en la tierra no tiene nada que ver con el espacio. Es una luz sin filtros. Aquí a donde sea que vayas hay atmósfera y la atmósfera refleja de luz. El Chivo habló con todo mundo. Habló con astronautas. Hizo las preguntas más extrañas del mundo.

Y lo que le gustó era la idea de que en el espacio la luz estaba completamente sin filtro. No solo eso, sino que en la tierra hay muchos colores de luz. En el espacio solo hay un color constante de luz excepto por minutos en el atardecer y minutos en el anochecer”.

Al ver la relación entre los personajes de George Clooney y Sandra Bullock en la pantalla uno pensaría que hacer esta película fue un proceso bastante amable. Pero al ver la reacción de Sandra Bullock ante una pregunta al respecto, aunque fuera salpicada por carcajadas y sentido del humor, queda claro que el proceso, fue todo menos sencillo.

“No tiene nada de divertido hacer esta película. Hasta cuando George y en lo que fuera que nos hubieran amarrados juntos, ‘diversión’ no es una palabra que usaría nunca para esto. Más bien era enojo y frustración contra Alfonso. George y yo estábamos tan sincronizados que sentíamos la necesidad de burlarnos de Alfonso cuando hablaba”.

“Sí, pero soy mexicano”, remató Cuarón, “Y ellos me imitan como si fuera cubano. Estaban tratando de hacer el acento mexicano y a ninguno de los dos le salía”.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios