11 de Diciembre de 2017

Entretenimiento

El beso de Cranston y Louis-Dreyfus... momentos curiosos de los Premios Emmy

Durante la 66a edición del evento anual muchos famosos tuvieron sus ratos curiosos, incómodos y hasta chistosos.

Sofia Vergara, (izquierda) y Bruce Rosenblum en el escenario en la 66 Edición de los premios Emmy en el Teatro Nokia, en Los Angeles. (Agencias)
Sofia Vergara, (izquierda) y Bruce Rosenblum en el escenario en la 66 Edición de los premios Emmy en el Teatro Nokia, en Los Angeles. (Agencias)
Compartir en Facebook El beso de Cranston y Louis-Dreyfus... momentos curiosos de los Premios EmmyCompartir en Twiiter El beso de Cranston y Louis-Dreyfus... momentos curiosos de los Premios Emmy

Agencias
LOS ANGELES, EU.- Algunos de los artistas celebraron de las maneras más graciosas o les sucedió algunos inconvenientes, he aquí algunos de los momentos "originales".

La celebración de Breaking Bad

Aaron Paul llevó su Emmy a la fiesta de AMC para celebrar el victorioso desenlace de Breaking Bad.

Bryan Cranston, quien interpretó al traficante de metanfetaminas Walter White, posó para fotografías con sus admiradores al entrar al concurrido restaurante BOA Steakhouse en West Hollywood después de la entrega de los Emmy el domingo por la noche. Ganó el premio al mejor actor en una serie de drama y empató el récord de cuatro premios en esa categoría.

Anna Gunn, quien interpretó a la esposa de Cranston, sostuvo brevemente su estatuilla, y su compañera de reparto Betsy Brandt llegó poco después para la última fiesta del programa cuyo final se transmitió hace 11 meses.

Jon Hamm, quien perdió - nuevamente - por su papel de Don Draper en Mad Men saludó amablemente a la gente que lo felicitaba mientras caminaba del brazo de su novia Jennifer Westfeldt.

Los asistentes a la fiesta comieron sushi, filete mignon, pollo marsala y ensalada caprese, acompañados de alcohol y música disco.

Sofía Vergara rotando

En un momento en el que los espectadores suelen despegar los ojos de la televisión para ir al refrigerador, los Emmy trataron de mantener su atención.

Mientras el presidente de la academia Maury McIntyre charlaba sobre el trabajo comunitario de la organización y sus iniciativas educativas, llevó a Sofía Vergara a una plataforma y prendió un interruptor con el que la actriz colombiana de Modern Family iba rotando mientras él hablaba.

Vergara se lució sonriente en su futurista vestido blanco y McIntyre seguía con su discurso.

La reacción en las redes sociales fue inmediata y algunos comentarios sugerían que Vergara estaba siendo tratada como un objeto y que el chiste fue un poco sexista.

La actriz no estuvo de acuerdo.

"Es totalmente lo contrario", dijo tras bambalinas. "Eso significa que alguien puede ser guapa y puede ser divertida y reírse de sí misma, trabajar, disfrutar y hacer dinero".

Vergara dijo que sabe quién comenzó los comentarios negativos.

"Sé quién es ella, no tiene sentido del humor y debería relajarse un poco", dijo.

El beso de Cranston y Louis-Dreyfus

De camino al escenario de los Emmy la ganadora Julia Louis-Dreyfus se encontró con los labios de Bryan Cranston.

Tuvieron un beso prolongado mientras el público los aplaudía antes de que Louis-Dreyfus fuera por su premio a la mejor actriz en una serie de comedia. Incluso el presentador Seth Meyers la tuvo que separar del astro de Breaking Bad.

El beso en los Emmy era parte de ese mismo chiste y Louis-Dreyfus dijo que sus respectivos cónyuges estaban de acuerdo.

"Se atrevió y lo aprecio", dijo sonriente Louis-Dreyfus tras bambalinas.

Ella y Cranston habían entregado un premio antes en la noche, cuando la actriz hizo como que no recordaba la participación de él en "Seinfeld", en la que sus personajes salieron en una cita y se besaron.

"No es algo de por qué, sino más de ¿por qué no?", dijo el astuto Cranston tras bastidores tras ganar el premio al mejor actor en una serie de drama.

Al decirle que su momento de pasión podría ser viral en internet, bromeó "¿Me estás diciendo que ella tiene un virus del cual no me enteré?"

Con una carita feliz

Cada ganador tiene que firmar para recibir su estatuilla, pero sólo dos ganadores agregaron una carita feliz junto a su nombre: Stephen Colbert y Aaron Paul.

El Emmy a la mejor selfie fue para...

Julie Bowen y Sarah Hyland quisieron algo más que otro trofeo para Modern Family.

Las actrices que interpretan a una madre y su hija en la comedia de ABC se detuvieron a tomarse una selfie en el escenario de los Emmy tras el triunfo del programa.

Cuando ellas estaban ocupadas sonriendo a la cámara el resto del elenco y el equipo de producción se fue del escenario a celebrar.

Sarah Silverman se siente culpable

Cuando llegó por su Emmy, Sarah Silverman se dio cuenta que no recordó agradecer a todos los que debía.

"¡Ay no agradecí a mis padres! ", dijo mientras una ola de culpa la delataba en su rostro.

Cuando le dijeron que podía agradecer tras bambalinas en una cámara especial para ese fin, Silverman dijo que había pasado muy rápido frente a ella.

"La cámara estaba algo lejos y dije 'ya agradecí a todos'".

Dijo que lo compensará al dar el Emmy a sus padres.

"Irá a la sala de mi padre avergonzado", dijo.

Hermanos en la alfombra roja

Jesse Tyler Ferguson llegó a los premios con su hermana, quien se quedó en la parte de atrás mientras él hablaba con los reporteros.

"Ella es muy tímida", dijo.

Julianne Hough y su hermano Derek hicieron las entrevistas juntos.

"Estoy aquí para cuidar su joyería", bromeó Derek.

"Somos buenos amigos", agregó su hermana.

Los Hough se reunirán en Dancing With the Stars en los próximos meses cuando ella sea juez y él esté bailando.

En el último minuto

Veinte minutos antes de que comience la gala un anunciante le dice a los asistentes que el bar se cerrará y deben tomar sus asientos.

Pero algunos minutos después Kevin Spacey, Jimmy Fallon y Sofía Vergara seguían sin entrar.

Fallon no puede decirle que no a los autógrafos de último minuto.

Vergara apenas se empieza a mover rápido y Matthew McConaughey sigue tomándose su tiempo, incluso se detiene para darle un último cumplido al vestido de su esposa.

'Orange' son las nuevas favoritas de los fans

Las estrellas de Orange Is the New Black de Netflix fueron de las que más emocionaron a los admiradores en la alfombra roja cuando se pararon a firmar autógrafos y platicar con la gente.

Laverne Cox lució un vestido largo mientras que Natasha Lyonne sonreía y movía su mano haciendo una señal de que todo era una locura.

Selenis Leyva llevó unas esposas en las muñecas y posó con ellas frente a la cámara haciendo referencia al tema del programa.

Este año los admiradores no estaban en la alfombra principal, por lo que las estrellas tenían que desviarse un poco para saludar a los admiradores, quienes lo hicieron fueron recibidos con montones de aplausos y felicitaciones.

(Con información de Associated Press)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios