15 de Diciembre de 2017

Entretenimiento

Tres mujeres y 'el escribidor' Mario Vargas Llosa

El Nobel peruano escribió otra polémica página en su vida tras anunciar que se separa de la mujer con la que duró 50 años.

Mario Vargas Llosa dio de qué hablar tras dejarse fotografiar con Isabel Preysler, exmujer de Julio Iglesias. (Archivo/Notimex)
Mario Vargas Llosa dio de qué hablar tras dejarse fotografiar con Isabel Preysler, exmujer de Julio Iglesias. (Archivo/Notimex)
Compartir en Facebook Tres mujeres y 'el escribidor' Mario Vargas LlosaCompartir en Twiiter Tres mujeres y 'el escribidor' Mario Vargas Llosa

Agencias
MADRID, España.- La trayectoria amorosa de Mario Vargas Llosa dio un giro inesperado luego de que él mismo reconociera que está separado de la mujer que fue su esposa durante 50 años, su prima Patricia Llosa, madre de sus tres hijos y a su vez, sobrina de Julia Urquidi, la primera mujer del escritor peruano.

Aunque el enredo parece formar parte de una novela de realismo mágico en el que la prima se enamora del primo que está casado con la tía, la realidad es que Vargas Llosa conoció a su primera mujer, la funcionaria y también escritora Julia Urquidi cuando era un jovencito y ambos vivían en Cochabamba, Bolivia, porque el abuelo del escritor era cónsul de Perú.

Ella fue de vacaciones a casa de su hermana Olga que estaba casada con el tío Lucho de Mario y surgió el amor. No fue fácil porque la historia no cayó bien en la familia por el parentesco y la notable diferencia de edad. Ella tenía 29 años y él, 19. Aún así, en 1955 Mario contrajo matrimonio con su tía política por parte materna, pero debido al rechazo familiar, se vieron forzados a separarse durante un tiempo en el que él se fue a estudiar a Madrid. En 1960 Vargas Llosa se mudó a Francia donde vivió con Julia. Su matrimonio duró cuatro años más y en 1964, sin hijos de por medio, se divorciaron.

A ese París de los años 60 llegó Patricia Llosa Urquidi desde Perú  con 16 años de edad a estudiar literatura en la Sorbona, y como no podía ser de otra manera se alojó en casa de su tía Julia y su primo Mario. Y como el parentesco no fue suficiente, de nuevo surgió el escándalo familiar cuando Mario y Patricia confesaron su amor ante la sorpresa de la tía Julia. Mario viajó a Londres y después de un reencuentro con Patricia en Lima se casó con ella en 1965.

Ego dañado

Doce años después, Mario escribió "La tía Julia y el escribidor", historia semiautobiográfica de 'Marito', un escritor en ciernes que se enamora de su tía política Julia Urquidi, divorciada y casualmente 10 años mayor que él. La novela cayó como balde de agua fría en la propia tía, quien ignoró el hecho y se puso a trabajar como secretaria en el ayuntamiento de La Paz.

Sin embargo, nunca se quitó la espina de la novela que Mario Vargas Llosa escribió sobre ella, y cinco años después contra atacó con "Lo que Varguitas no dijo", contando que ella fue la que ayudó a crear el genio de la literatura en el que se ha convertido Vargas Llosa hoy en día, lo que dañó profundamente el ego del escritor.

Lo hizo, según reconoció en entrevista a un medio colombiano en 1990, después de ver la versión telenovelada de 'La tía Julia y el escribidor'. "Me sentí amargada de que pusiera mi vida al descubierto, como una divorciada seductora que iba a seducir a un jovencito", dijo.

También reveló que no fueron pocas las dificultades que tuvo para sacar el libro a luz, desde amenazas veladas a través de terceras personas "hasta querer silenciarme con malas artes", señaló, con la compra de originales por una suma que no era de dejar pasar.

Aunque Sudamérica devoró el libro, la editorial Khana Cruz sólo sacó a la venta una edición y actualmente es casi imposible encontrar ejemplares de segunda mano.

En la novela, la tía Julia retrata al escritor como una persona insegura "a la que había que sentar a escribir e incapaz de asumir una rutina". Julia murió en 2010, se casó tres veces y no tuvo hijos.

Y llegó la otra

Mario Vargas Llosa encontró la calma amorosa al lado de la prima Patricia. Ella se convirtió en su mejor agente literario, su secretaria, la administradora de su hogar y de su familia.

Baste recordar lo que dijo de ella en su discurso del 7 de diciembre de 2010 cuando recibió el Premio Nobel de Literatura en Estocolmo, Suecia.

"El Perú es Patricia, la prima de naricita respingada y carácter indomable con la que tuve la fortuna de casarme hace 45 años y que todavía soporta las manías, neurosis y rabietas que me ayudan a escribir. Sin ella mi vida se hubiera disuelto hace tiempo en un torbellino caótico y no hubieran nacido Álvaro, Gonzalo, Morgana, ni los seis nietos que nos prolongan y alegran la existencia. Ella hace todo y todo lo hace bien. Resuelve los problemas, administra la economía, pone orden en el caos, mantiene a raya a los periodistas y a los intrusos, defiende mi tiempo, decide las citas y los viajes, hace y deshace las maletas, y es tan generosa que, hasta cuando cree que me riñe, me hace el mejor de los elogios: 'Mario, para lo único que tú sirves espara escribir'".

Y así, después de 50 años de amor y desamor, aparece en escena Isabel Preysler, la ex de Julio Iglesias, una socialité filipina que era la mujer de su amigo Miguel Boyer, fallecido el pasado 29 de septiembre.

Tanto Mario como Isabel están habituados a los enredos familiares. Para él sería su tercer matrimonio; para ella, su cuarto. Isabel tiene 64 años y el escritor 79. Quince años de diferencia, casi los mismos que 'el escribidor' tenía con la tía Julia.

(Información de Noticieros Televisa)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios