24 de Septiembre de 2018

Escena

Actor conquista corazones con su obra

Odin Dupeyron pone en escena el suicidio de una mujer que toma toxina botulínica.

El actor salió a escena con su peculiar estilo para confrontar y desnudar la conducta humana. (Faride Cetina/SIPSE)
El actor salió a escena con su peculiar estilo para confrontar y desnudar la conducta humana. (Faride Cetina/SIPSE)
Compartir en Facebook Actor conquista corazones con su obraCompartir en Twiiter Actor conquista corazones con su obra

Faride Cetina/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- La noche del pasado miércoles, el público de Cancún tuvo nuevamente la oportunidad de disfrutar una de las puestas en escena del conferencista y actor Odin Dupeyron, con su obra “Veintidós veintidós”. En mancuerna con Ericka Blenher, sensibilizaron y conquistaron nuevamente los corazones de los asistentes, quienes se dieron cita en el Teatro de Cancún para ser testigos de esta obra que el actor escribió hace ocho años.

En medio de un ambiente reflexivo por la naturaleza de la temática de la obra, el suicidio de una mujer que toma toxina botulínica y le causa parálisis de la musculatura respiratoria, el actor salió a escena y logró una gran cantidad de suspiros y otra risa por su peculiar estilo para confrontar y desnudar la conducta humana.

También te puede interesar: ‘Si no lloras de risa… es que no tienes madre’

Vestido de pantalón blanco, sandalias y una camisa negra, el actor fungió como un personaje al que el mismo presentó como “Auxilio en la transición al término”, un personaje que ayudaría a la mujer a cerrar su existencia, tomaba nota de lo acontecido, la hora de la muerte de la mujer, los objetos que habían en el lugar de los hechos, entre otras cosas, mientras charla con la mujer acerca de su historia y lo que pudo haber sido mejor o peor mientras vivía.

En cuanto el actor se presento en el escenario le dijo a la mujer con voz seria y como acostumbrado a dar este tipo de noticias, “Verónica Domínguez, 35 años, causa de muerte asfixia por envenenamiento… ¡Tranquila, tranquila, tómelo con calma le tomará unos minutos acostumbrarse a su nuevo estado!”

El Teatro de Cancún estuvo prácticamente lleno y la asistencia se mostró receptiva al mensaje de los actores, quienes entre dimes y diretes expresaban que la vida de las personas no siempre es fácil, pero que en muchas ocasiones puede ser mucho peor o mejor de lo que la hemos vivido hasta ahora.

Con ironías y satirizando el comportamiento repetitivo del ser humano, Odin clavó en las memorias de los asistentes que mucho de lo que acontece y sufre la raza humana, depende principalmente de la actitud que toma ante las circunstancias que enfrentan.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios