13 de Diciembre de 2017

Entretenimiento

Ovacionan a “El Cerdo” en Teatro Armando Manzanero

El actor mexicano Jesús Ochoa se presentó con éxito adelanta que presentará el monólogo en un circuito universitario.

Armando Manzanero alabó el carácter de Jesús Ochoa para presentar la obra. (Christian Ayala /SIPSE)
Armando Manzanero alabó el carácter de Jesús Ochoa para presentar la obra. (Christian Ayala /SIPSE)
Compartir en Facebook Ovacionan a “El Cerdo” en Teatro Armando Manzanero Compartir en Twiiter Ovacionan a “El Cerdo” en Teatro Armando Manzanero

Cecilia Ricárdez / SIPSE 

MÉRIDA.- Hacer teatro me ayuda a mantener en forma el músculo actoral”, expresó en entrevista para MILENIO NOVEDADES el actor mexicano Jesús Ochoa, quien se presentó con éxito en Mérida, con dos funciones el jueves pasado, con el monólogo El Cerdo”.

La estrella de cine y televisión demostró su calidad interpretativa en el Teatro Armando Manzanero”, al darle vida a un porcino que puso a reflexionar al público sobre aspectos de la vida y la muerte.

Al término de la primera función, el actor agradeció la ovación de pie del público yucateco y envió un saludo fraterno a los asistentes y a su querido amigo, el actor Carlos Niebla, y a su maestro, José Ramón Enríquez, ambos radicados en Mérida, y este último académico de la Escuela Superior de Artes de Yucatán (Esay) y columnista de “El Poder de la Pluma” de este rotativo.

El actor reveló que gracias a la excelente respuesta de la gente, en el 2013 preparará otra gira con “El Cerdo”, pero esta vez en un circuito universitario, para que los estudiantes vivan la experiencia del teatro.

“Tuve la fortuna que en México, el cantautor Armando Manzanero vio la función y me dijo uno de los piropos más lindos que he tenido para este trabajo, me dijo: ‘hay que tener hue… para hacer esta obra’, de ahí se soltó en halagos y hasta ese momento tuve conciencia del esfuerzo y gozo que significa El Cerdo”,  comentó.

Reconoció que “hacer teatro no es una cuestión de decisión, sino de acción, de seguir intentando todos los días, salir un poco de este misticismo que es un templo, una religión; para mí es un gimnasio al que hay que volver siempre para tener en forma el músculo actoral, es importante para el artista estar en contacto con el teatro, te revive, te da salud y este tipo de obra te vuelve a los lugares básicos de la formación actoral”, compartió.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios