16 de Noviembre de 2018

Entretenimiento

Derbez al agua, y no se ahoga

Tan predecible como una hamburguesa, “Hombre al agua” es simple pero no decepciona.

La carencia de humor ser debe en parte a la dirección de Rob Greenberg. (Contexto)
La carencia de humor ser debe en parte a la dirección de Rob Greenberg. (Contexto)
Compartir en Facebook Derbez al agua, y no se ahogaCompartir en Twiiter Derbez al agua, y no se ahoga

Por Rafael R. Deustúa

¿Que pasa si juntas a un playboy millonario amnésico con una chica honesta y trabajadora? Ya con éso tiene el guión completo de “¡Hombre al agua!”, remake de la película que en 1987 protagonizaron Goldie Hawn y Kurt Russell. Lo que queda es si la realización mantiene la altura -no muy alta- de su predecesora.

Sintiendo que muere, el millonario Leonardo Montenegro planea heredar todo a su hijo, un inútil playboy que sólo vive para darse la buena vida, ignorando a Magda, otra de sus hijas y verdadera administradora del imperio. Al mismo tiempo Leo chico queda amnésico tras un accidente y una mujer humilde a quien trató cruelmente le hace creer que es su esposo para que le ayude a llevar la casa.

También te puede interesar: Eugenio Derbez promociona su nueva película junto a Anna Faris

Tomando la premisa de Lexie Dixon, Bob Fisher y Rob Greenberg adaptan la historia original para darle un toque multicultural retratando la integración de latinos y anglosajones en Estados Unidos. Es lo más rescatable de la película, sobretodo porque no lo forzan ni lo destacan, solamente lo presentan como el hecho natural que es. De ahí en más la calidad de los chistes varía y provoca pocas carcajadas.

La carencia de humor ser debe en parte a la dirección de Rob Greenberg, a quien le falla el ritmo para manejar los chistes y desperdicia talentos como John Hannah. Por ejemplo, da diversos chistes a la tripulación del barco de Leo como para dar tiempo de pantalla a todos cuando pudo centrar esa atención en el mayordomo (Hannah), conocido humorista al que le dan pocas y malas líneas.

También falla en la fluidez, no se percibe un desarrollo “natural” de los eventos, en parte por lo predecible y en parte porque el director no nos mete en la historia. Pasamos de que existan problemas de integración a una armonía completa de golpe, lo cual se siente falso.

En actuaciones tanto Eugenio Derbez como Anna Faris se esfuerzan en sus respectivos personajes pero no terminan de convencer como pareja. Ella trata de dar una actuación más natural y él es más exagerado, creando contraste. Eva Longoria trabaja bien y el resto de los latinos: Jesús Ochoa, Cecilia Suárez, Mariana Treviño, Omar Chaparro, Fernando Lujan y Edgar Vivar, entre otros, cumplen. Lo triste es que en IMDB.com quedan más abajo en los créditos que las modelos sin diálogos que salieron dos minutos.

Una película entretenida, a secas, como para verse en casa en un domingo de ocio.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios