25 de Septiembre de 2018

Entretenimiento

Artista yucateco pintará en China el 'Libro de las Maravillas'

José Luis Loría se mudará al país asiático para traer, reflejada en obras pictorias únicas,la esencia de ancestral de esa nación.

El pintor yucateco José Luis Loría está en la parte última de la planeación de lo que él mismo ha llamado 'el viaje más importante de su vida artística': se mudará a China para pintar desde ahí su propio 'Libro de las Maravillas'. (José Acosta/Milenio Novedades)
El pintor yucateco José Luis Loría está en la parte última de la planeación de lo que él mismo ha llamado 'el viaje más importante de su vida artística': se mudará a China para pintar desde ahí su propio 'Libro de las Maravillas'. (José Acosta/Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Artista yucateco pintará en China el 'Libro de las Maravillas'Compartir en Twiiter Artista yucateco pintará en China el 'Libro de las Maravillas'

 Cecilia Ricárdez/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- Luego de una labor creativa y profunda preparación logística, el pintor yucateco José Luis Loría viajará a la República Popular China para encontrarse y explorar una de las culturas más antiguas sobre la tierra, en una labor de intercambio e investigación.

Con este fin, llevará parte de su colección de gatos y huo Long guo ('pitahaya', en chino mandarín) para regresar con una vasta documentación de caballos, hongos, flores y dragones significativos para la cultura de esta nación, así como una colección de bocetos de los paisajes apreciados en la experiencia de un mes y medio explorando el territorio de poderosas dinastías.

Con el mismo espíritu de Marco Polo, se adentrará a la belleza, el misterio y magia de este país asiático para describir, desde su visión y mediante piezas artísticas, su propio “Libro de las Maravillas”.

“Soy ancestral y moderno, igual que ellos. He heredado el conocimiento y la perspectiva del que conoce a los dioses porque creció con ellos en las historias y en los árboles milenarios como la Ceiba y como el Ginkgo. Voy a mostrarles lo que están buscando: la puerta de Occidente”, expresó el artista.

En entrevista, Loría, rodeado de libros sobre China, indicó que partirá en otoño, acompañado de RC, un fotógrafo profesional que capturará la experiencia del enriquecedor itinerario.

Esta expedición, autofinanciada, lo conducirá a reuniones con exponentes del ámbito cultural y educativo. Para este fin trabajará desde un departamento en la ciudad de Guangzhou conocida en español como Cantón, uno de los diversos puntos que visitará para su empresa.

“Quiero a mi regreso del viaje...cambiar las reglas... quiero anteponer la cultura del gigante asiático ante los ojos de esta sociedad. Para que el genio y la creatividad rindan frutos, la sociedad tiene que influir y jugar un papel muy importante con el artista.

“Estoy listo para emprender el viaje más importante de mi vida como artista": José Luis Loría

"En este caso yo me siento privilegiado pues conozco sus sistemas de vinculación muy sutiles y sofisticados y éstos me nutren desde hace  mucho tiempo... de esto estoy muy agradecido y por ello soy el único artista en Yucatán que comprende perfectamente esta realidad social”, abundó.

"Este viaje de encuentro, documentará los caballos del arte chino desde la prehistoria, registrará al menos 250 especies de hongos, captará las particularidades de 150 tipos de flores que están presentes en las ceremonias, folclore, y arte de este país, y dibujará 25 imágenes de los dragones más importantes. 

Este material recopilado será el fundamento para integrar una colección de dibujos a su regreso a México, los cuales desembocarán en una extraordinaria exposición dedicada  a China, con el objetivo de difundir dicha cultura en la nación azteca.

Durante esta labor de interacción con los lugares que visitará, además bocetará paisajes, no dejará el lápiz; desde el primer minuto en el avión, comenzará su viaje artístico, dibujará su experiencia. Cada bosquejo estará debidamente documentado con información de su geoposición, apoyado de la tecnología, para lograr en minutos lo que antes era una odisea en los tiempos de su expedición en Arrecife Alacranes en 1998.

“Estoy listo para emprender el viaje más importante de mi vida como artista y como un apasionado amante de las culturas y de la Historia del Mundo. En contraste esto se da en un momento en que mi Patria se resquebraja y cae a pedazos.

"He aquí mis boletos, que sin un entrenamiento riguroso no significarían nada. Llevo cuatro años trabajando sobre cada aspecto desde el más simple hasta el más denso, oscuro y complejo del viaje. Porque desde muy niño me enfrenté al Mundo... viví lo que hoy son épocas pasadas pero aún frescas… fue más que un enfrentamiento entre Este y Oeste... fue la cárcel en 1971 en Praga Checoslovaquia…”, rememora con la mirada en aquellos tiempos.

En su maleta a China, cargará sus monumentales trabajos de gatos y frutas del dragón (pitahayas) para comenzar un trabajo de colaboración con la embajada, galerías y museos de dicha nación, con el fin de afinar detalles para una magna exposición. 

“Hay espacios que un día se convierten en escenarios de cambio. Imán de una generación que se dispone a mudar las reglas de algo, la sociedad, el arte, o ambas. A veces las visitas a un país se convierten en metáforas para una acción inesperada...”, reflexiona el artista yucateco, con los pies en Yucatán y la mirada en Asia.

Isla Cervera, en el lienzo

Actualmente, bajo la técnica del geometrismo, José Luis Loría trabaja en dos proyectos en los que explora esta forma de expresión plástica, retomando los pinceles, el óleo para navegar en las aguas del arte contemporáneo, con el fin de crear piezas de caballos y una interpretación artística del puerto de altura de Progreso, llamado Isla Cervera.

Ambas propuestas se desarrollan en el marco de su proceso de preparación para emprender el viaje a la República Popular China; en el caso de los equinos, retoma el estilo luego de cuatro décadas, cuya única pieza de aquella colección que está en Mérida, fue adquirida por Roberto Salazar Marentes.

Por otro lado, de manera paralela avanza a paso firme en la pintura que inmortalizará la emblemática obra de ingeniería.

“En el arte, en los caballos, en las personas, hay que mirar la imagen desde distintos ángulos y buscar la luz apropiada para reconocer el rostro, la figura. De la misma manera se desvanecen con el tiempo, todos los recuerdos humanos… Retomo esta técnica porque amo la geometría desde muy niño y todo lo que el lenguaje geométrico implica, pero fue a partir de un reto que se me presenta para que de una obra de ingeniería, haga una obra de arte, que medité en ese dilema durante varios días.

Finalmente se resolvió cuando recordé el caballo que hice en esa técnica hace más de 40 años. Ahora el hecho de físicamente tener en proceso dos lienzos de caballo, me proyecta a la imaginación de que lo serán estos equinos después de mi viaje a China y de lo fantástico que podrá ser dentro de la geometría, pero mucho más elaborada y evolucionada”, explicó.

Destacó que ambas  obras suceden en el mismo tiempo y espacio, influyéndose, pero serán terminados para cumplir diferentes objetivos.

“Mis proyectos nuevos son en este momento un poco consecuencia del azar... salvo uno que me llega a quitar el sueño... la Isla llamada ‘Cervera’ no tanto por lo que ese nombre en sí representa para esta ciudad, sino por lo que implica hacer arte con un tema que implica a la construcción, para una compañía y sus empresarios de la nueva generación que son hoy los nuevos coleccionistas de mi obra, y eso implica mucho tacto e inspiración.

"A diferencia de algunos artistas que bajan dinero aquí y allá en dependencias de gobierno para hacer su curriculum impresionante; habemos otros que sustentamos nuestro trabajo con un soporte más formal, crear a partir de cualquier tema de acuerdo al que se me comisione.

"La Isla Cervera, aparentemente algo tan material (ingeniería, materiales, leyes de física y resistencia) tiene que demostrar la posibilidad de desembocar en una pieza de arte. Porque el arte es la máxima expresión del ser humano en cualquier momento de nuestra historia”, agregó.

Esta labor, coincide en un momento en el que retoma el pincel, los lienzos y las telas para materializar ciertas visiones con las cuales desea abordar el tema de los caballos antes de confrontarse con todo su realismo en el Arte Oriental, un importante punto de estudio en su agenda del próximo viaje a China.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios