15 de Octubre de 2018

Entretenimiento

Plaza de Armas en Guadalajara, adecuada para eventos artísticos

José López, encargado del acervo histórico del Archivo Municipal, indicó que en sus inicios se estableció el primer tianguis de la ciudad.

La Plaza de Armas tapatía, pasó de ser un centro clave para el comercio local, a una explanada adecuada para actos cívicos y artísticos. (en-mexico.com.mx)
La Plaza de Armas tapatía, pasó de ser un centro clave para el comercio local, a una explanada adecuada para actos cívicos y artísticos. (en-mexico.com.mx)
Compartir en Facebook Plaza de Armas en Guadalajara, adecuada para eventos artísticosCompartir en Twiiter Plaza de Armas en Guadalajara, adecuada para eventos artísticos

Agencias
GUADALAJARA, Jalisco.- La Plaza de Armas tapatía, la más antigua de esta capital, pasó de ser un centro clave para el comercio local y punto para ejecuciones del siglo XVIII a una explanada adecuada para actos cívicos y artísticos, de acuerdo a datos históricos.

José Manuel Ramos López, encargado del acervo histórico del Archivo Municipal de Guadalajara “Salvador Gómez García”, indicó que en sus inicios, 1560, este lugar, cuyo nombre oficial es Plaza de la Constitución, más que un sitio de esparcimiento era vital para el comercio, pues ahí se estableció el primer tianguis de la ciudad.

En entrevista para Notimex, agregó que a este lugar acudían tanto los indígenas como los españoles y mestizos para adquirir frutas, verduras “e incluso pescado de la Laguna de Cajititlán y del Río Lerma, pues esta plaza fue importante para el comercio y el tianguis duró algunos años”.

Años más tarde se construyó una pila de agua o fuente, “no de carácter ornamental, sino que era para el abastecimiento del líquido de los pobladores que se asentaron en lo que ahora es el centro de la ciudad” y se hacía llegar por gravedad desde lugares más altos, por ejemplo desde Colomos.

Ramos López comentó que en un documento del siglo XVIII se señala que en esta plaza, a lado de la fuente, también estuvo por un tiempo la horca, “donde se efectuaban las ejecuciones públicas que se dieron en aquellos ayeres en esta ciudad”.

A lo largo de los siglos, continuó el historiador, la Plaza de Armas ha sufrido diferentes transformaciones “y cuando vienen las obras hidráulicas la fuente se retira para crear una plaza más adecuada a las costumbres de esa época”.

El kiosco y su importancia cultural

En el centro de la plaza se instaló un kiosco, donde se presentan diferentes grupos musicales, orquestas y bandas gruperas que interpretan diversas melodías y los pobladores acuden a deleitarse con las interpretaciones clásicas de todos los tiempos”.

El encargado del acervo histórico del Archivo Municipal de Guadalajara, rememoró que el primer kiosco que se tuvo en esta plaza en el siglo XIX duró tan sólo unos años y después se trasladó a lo que hoy se conoce como Parque Morelos.

El actual kiosco de estilo art nouveau, precisó, se mandó traer de París, Francia, tiene unas cariátides, es decir figuras femeninas esculpidas, con elementos muy clásicos y de acuerdo a la urbanización que se dio en este lugar, con una costumbre afrancesada.

Ramos López mencionó que esa plaza fue objeto de diferentes remodelaciones a lo largo de los años, y una de las últimas que se hizo fue en 1954, “y fue de las más importantes debido a que es cuando queda la forma que actualmente tiene”.

Relató que desde tiempos antiguos, a su alrededor se construyeron los portales, por el lado sur y el lado poniente, lugares que han servido de comercio.

“Cuando se retira el tianguis de la plaza por estética y por el crecimiento de la ciudad, el comercio viene a ordenar en estos portales, donde había venta desde comida típica mexicana como huaraches y postres como nieves, así como los primeros estudios fotográficos, poco después de la segunda mitad del siglo XIX”.

Estrecha relacion con el orgullo mexicano

En este 2015, comentó, se celebran 100 años de un hecho significativo, “ya que a las 05:00 horas del 30 de enero de 1915 el coronel villista Jesús Medina hace un disparo desde esta Plaza de Armas hacia el reloj de Palacio de Gobierno”.

Ese hecho, anotó, vino a hacer que el reloj dejara de funcionar, y el villista expresó: “para que los tapatíos recuerden el momento en que fueron liberados”.

En este contexto, el historiador Ramón López resaltó que a lo largo del tiempo la plaza ha tenido diferentes usos, como es el caso del cada 15 de septiembre cuando se lleva a cabo la celebración del Grito de Dolores, hay juegos pirotécnicos y se instalan cuatro castillos.

Sin embargo, dijo, “hay costumbres que han desaparecido con el tiempo, como aquella de dar la vuelta en torno a la plaza, donde los hombre iban en una dirección y las mujeres en sentido contrario. Los varones entregaban ramos de gardenias cuando una muchacha era de su agrado y si ella las tomaba era señal de que aceptaba la invitación del muchacho que se las había dado”.

También se daban combates de flores en torno a las Fiestas Patrias, pero se perdieron “debido a que comenzaron los desórdenes con los muchachos, que se daban golpes con las ramas de las flores por lo que las autoridades quitaron esa costumbre”.

Sobre el tema, el también experto en Historia, Fabián Navarro, afirmó que la tradicional Plaza de Armas es la plaza más antigua de la ciudad de Guadalajara “y todavía mantiene ese sabor del siglo XIX”.

Se construyó en el Siglo XVl

En entrevista por separado, el historiador del Departamento de Difusión Cultural de la Secretaría de Cultura de Guadalajara dio a conocer que “como en todas las ciudades de trazo español, se dedicó un espacio para la plaza pública”.

La Plaza de Armas, indicó, es construida en el siglo XVI en lo que es ahora el centro de la ciudad de Guadalajara, sólo como un espacio abierto y no como se le conoce actualmente.

Con el paso de los años “se van agregando a los lados diferentes edificios, como la Catedral de Guadalajara y el Palacio de Gobierno de Jalisco, para dar un conjunto como todas las ciudades con un centro con los principales símbolos de poder alrededor de una plaza”, narró Fabián Navarro.

Primero, coincidió, fue sólo una explanada “sin mayor adorno, posteriormente se le agregó una fuente, porque sobre todo en el siglo XVII, XVIII y parte del XIX las casas no contaban con agua corriente, sino que había fuentes públicas a las que la gente acudía a llevar agua a sus casas”.

Por ese motivo también se instaló una fuente, la cual fue retirada años después y a finales del siglo XIX se instaló un quiosco, que lleva figuras de musas con instrumentos musicales y fue elaborado en Francia y aún permanece en el centro de ese lugar.

Esa construcción le da un sentido más acorde a la época, “sobre todo a finales del siglo XIX y principios del XX porque la moda es afrancesar las construcciones y todos los espacios”, además se colocan bancas, se instalan jardines y se le da la característica que tiene en la actualidad.

Recinto de heroes nacionales

Por otra parte, destacó que visitaron esta plaza personajes históricos como “Miguel Hidalgo y Costilla, quien pasó por ahí para llegar al actual Palacio de Gobierno de Jalisco”.

“En el edificio de Palacio de Gobierno es donde Miguel Hidalgo y Costilla proclama la abolición a la esclavitud, el 6 de diciembre de 1810; y por otra parte, Benito Juárez conoció la Plaza de Armas ya que durante algunos días convirtió Palacio de Gobierno de Jalisco en Palacio Nacional”, apuntó.

Fabián Navarro relató que también fue visitada por diversos militares, “sobre todo en la época de la Revolución Mexicana, quienes ingresaron y salieron de Guadalajara innumerables veces, ya que esta ciudad era tomada por un grupo, duraba unos días y llegaba otro y se apostaba ahí”.

En la actualidad, al lado norte de este lugar se ubica el Sagrario Metropolitano, que es como un anexo de la Catedral de Guadalajara; al lado oriente está Palacio de Gobierno de Jalisco, y los otros dos costados están ocupados por portales. En una contra esquina de la plaza, hacia el suroriente, se localiza una finca que alberga las oficinas de recaudación del gobierno del estado, y las calles que rodean la Plaza de Armas son Morelos, Pedro Moreno, Liceo y avenida 16 de Septiembre.

El quiosco tiene casi todos los días actividad con bandas y orquestas del ayuntamiento de Guadalajara y del gobierno de Jalisco, inclusive de la V Región Militar, que dan conciertos por las tardes, y a veces algunos grupos de mariachi tocan en el lugar. La función principal de las plazas públicas, planteó, “es precisamente ser como una sala de la casa, que es la ciudad, para que la gente esté en familia, para que se pasee o se siente en sus bancas para descansar o disfrutar de la música”.

Rememoró que en la ceremonia del Grito de Independencia del año pasado los presentes disfrutaron desde la Plaza de Armas de un espectáculo de danza neoclásica en un escenario volado y un show de video mapping para representar la Independencia de México en 3D. “Plaza de Armas es un espacio hermoso de la ciudad, que incluso lo han agrandado hacia el norte y hacia sur al hacer calles peatonales en esa zona, lo cual hace más amplio el lugar y digno de disfrutarse cualquier día de la semana, sólo o en familia”, puntualizó el historiador.

(Con información de Notimex)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios