17 de Diciembre de 2018

Entretenimiento

Reviven en Mérida magia de 'Queen' en Wembley

La banda argentina 'Dios Salve a la Reina' rinde tributo a la legendaria agrupación del extinto Freddie Mercury.

La banda argentina logró recrear el concierto en Wembley. (Juan Albornoz/SIPSE)
La banda argentina logró recrear el concierto en Wembley. (Juan Albornoz/SIPSE)
Compartir en Facebook Reviven en Mérida magia de 'Queen' en WembleyCompartir en Twiiter Reviven en Mérida magia de 'Queen' en Wembley

Cecilia Ricárdez López/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Con una recreación del concierto de "Queen" grabado en el estadio de Wembley en Londres, Inglaterra en 1986, la banda argentina Dios Salve a la Reina”, rindió tributo a la legendaria agrupación liderada por el fallecido Freddie Mercury, con un apego casi absoluto a la lista de canciones, a la apariencia de los integrantes originales e interacción con el público.

Los músicos argentinos, comandados por Pablo Padín, ofrecieron una presentación de cerca de dos horas de éxitos, desde sus inicios en 1973 hasta su último álbum editado tras la muerte del vocalista en 1991.

Este homenaje tuvo lugar en el Centro de Convenciones Yucatán Siglo XXI el pasado jueves 14 febrero, en el marco de las celebración del Día de San Valentín, por lo que fue común ver parejas y matrimonios de rockeros en el espectáculo.

La agrupación yucateca “Laberinto” se encargó de encender el ambiente rumbo a la experiencia musical inspirada en Queen.

Mauricio Zoreda en la voz, Álvaro Canul en el bajo, Rodolfo Flores en la batería  y Nacho Rosel en la guitarra principal encabezaron el paseo por importantes exponentes de la historia del rock, como Deep Purple, The Beatles, Pink Floyd, Led Zepellin, AC/DC y Santana. Dignos teloneros  de los colegas sudamericanos, recibieron el aplauso del público y hasta peticiones de más canciones.

Dios salve a la Reina

La espera terminó a las 22:10 horas, cuando el guitarrista Francisco Calgaro, el baterista Matías Albornoz y el bajista Ezequiel Tibaldo, entraron al escenario caracterizados como Brian May, Roger Taylor y John Deacon, respectivamente, para tocar los primeros acordes de “One Vision” y dar la bienvenida a la figura esperada, Pablo Padín en el papel de Freddie Mercury.

El vocalista mantuvo la actitud y el papel en todo momento, incluso en el idioma, pues no pronunció ninguna palabra en español para mantener la magia, no obstante, cerca del final de la presentación mostró las banderas de México y Argentina en señal de hermandad.

Siguiendo el orden del anecdótico concierto en el estadio Wembley, la emoción fue en aumento conforme fueron apareciendo los temas más exitosos.

Sonaron en “Tie your mother down”, “in the lap of the gods”, “Seven seas of rhye”, “Tear it up” y otros que allanaron el camino a uno de los momentos memorables: la improvisación vocal de Padín, recordando a Mercury, y con la participación entusiasta de cientos de fans.

Con un dominio del escenario, el personaje y con alcances similares a los registros del líder de "Queen", el vocalista, causó euforia con sus interpretaciones “Under Pressure”, “Another one bites the dust”, “Who wants to live forever”, “I wan to break free”, pero la emoción se desbordó cuando se escuchó “Bohemian Rhapsody”.

El fin parecía acercarse y el clamor de la gente provocó que la banda dejara a un lado la salida en falso y continuara con “Big Spender”, “Radio Gaga”, “We will rock you”, “Friend Will be friends” para cerrar la velada con “We Are The Champions” y el vocalista, portando una capa y corona, demostró que el linaje de "Queen" sigue reinando en el mundo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios