15 de Enero de 2018

Entretenimiento

Silencio deslumbrante en Feria de Lectura

El artista Philippe Bizot, alumno de Marcel Marceau, cautiva con su habilidad corporal.

Philippe Bizot se adentra en los corazones de los yucatecos. (Christian Ayala/SIPSE)
Philippe Bizot se adentra en los corazones de los yucatecos. (Christian Ayala/SIPSE)
Compartir en Facebook Silencio deslumbrante en Feria de LecturaCompartir en Twiiter Silencio deslumbrante en Feria de Lectura

Cecilia Ricárdez/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.-En silencio, sin más recursos que su cuerpo y una silla , el mimo francés Philippe Bizot, alumno de Marcel Marceau, cautivó a la concurrencia  de la Filey, con un programa de pequeñas historias y una rutina de improvisación con indicaciones del público, que encantó a niños y adultos, entre los que se encontraban miembros de la comunidad francesa, quienes disfrutaron por igual del humor del mimo francés en la sala Mayamax, en su espectáculo “40 años de Silencio”

Explotando el lenguaje de emociones sin barreras culturales, el artista dibujó imágenes en el aire y creó atmósferas en la imaginación de cada espectador para hacer posible que pasara de ser el Ratón Pérez a un divertido bañista en su interpretación de “la playa”; recreó también a una miedosa trapecista, un temerario y desafortunado domador de fieras, un mago poco eficaz y un triste payaso en “El Circo”,  un “Roquero” empedernido; un travieso y enamorado niño, “En Clase”, un paciente novio, en “Cita de amor” y un cazador de corazón blanco, en “Día de Caza”; en ésta última interpretación rompió el silencio para traducir sus movimientos en palabras, los cuales utiliza mayormente en su trabajo con niños con autismo.

El público encantado por su presentación premió el talento del mimo francés con nutridos aplausos y una ovación de pie. Para retribuir tal muestra de cariño, Phiilippe invitó al público a darle ideas para hacer rutinas improvisadas, de esta manera, trajo al escenario a un político, un doctor, una abuela con sus nietos, el concepto de libertad y la historia de un borracho en un bar.

La actuación fue impecable y la satisfacción plena fue mutua. Artista y espectador, emocionados.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios