20 de Enero de 2018

Entretenimiento

Sting se estrena en Broadway

El cantautor británico creó la música original para el montaje de The last ship, cuya historia se inspiró en su infancia y la comunidad donde nació.

Sting voltea a sus orígenes, a su infancia y su comunidad a través de The Last Ship, montaje con el que debuta en Boradway. (Faceboo/Sting)
Sting voltea a sus orígenes, a su infancia y su comunidad a través de The Last Ship, montaje con el que debuta en Boradway. (Faceboo/Sting)
Compartir en Facebook Sting se estrena en BroadwayCompartir en Twiiter Sting se estrena en Broadway

Agencias
MÉXICO, 12 de julio.- A sus 62 años de edad y tras lograr la fama a nivel internacional, primero como bajista y vocalista de la banda The Police, y después como solista, el músico británico Sting voltea a sus orígenes, a su infancia y su comunidad a través de The Last Ship, su último material discográfico que es la base del musical del mismo nombre, próximo a levantar el telón el 29 de septiembre en el Teatro Neil Simon de Broadway.

De acuerdo con excelsior.com.mx, a través de una historia que aborda temas como el regreso a casa y el autodescubrimiento, Sting compone la música de este montaje que habla también de sus recuerdos y de la ciudad naval en la que creció, Wallsend (Tyneside del Norte, Reino Unido).

Es así como el músico británico entra al mundo del teatro musical por primera vez y lo hace con una partitura personal, que tendrá su noche de gala el 26 de octubre, casi un mes después de las funciones previas que se presentarán desde el 29 de septiembre en la Gran Manzana.

The Last Ship ofrece una mirada a las experiencias del músico cuando era niño en una comunidad dedicada a la industria de la construcción naval que desapareció y modificó la cotidianidad de los habitantes.

Trabajo duro y peligroso

No creo idealizar mucho lo que viví, como hijo, de esa comunidad en la que crecí, que tenía un trabajo muy duro y peligroso. En realidad, la mayoría de los hombres que trabajaban allí odiaban el lugar, pero tenían un enorme orgullo por lo que construían, un ejemplo palpable de su obra. Así que existía una constante ambigüedad acerca de los astilleros, estos lugares donde se construyen y reparan buques. Eran horribles, lugares horribles y, sin embargo, ahí se producían los mayores barcos del mundo y es por eso que toda la ciudad estaba orgullosa de esas cosas”, expresó Sting en entrevista con The Telegraph, acerca de la ciudad en la que nació y que es donde se desarrolla la historia teatral.

Durante tal encuentro con el diario británico, el músico explicó que tiempo atrás había querido revisitar su disco The Soul Cages (1991), que abordó la relación con su padre, quien murió en 1987. Con The Last Ship logra tal regreso y referencia en el tiempo.

“La desaparición del astillero se convirtió en una especie de metáfora útil para la desaparición de mis padres. Quería hacer teatro, pero no encontraba la narrativa aún. Entonces leí una historia acerca de algunos trabajadores de los astilleros de Gdansk, en Polonia, que construyeron su propio barco. Me encantó eso y pensé: ‘voy a saldar esa idea con la de mi pueblo’.

Quería saber ¿por qué había nacido en ese lugar y ahora por qué estaba en Nueva York?”, acotó en la publicación de 2013, justo después del lanzamiento del material discográfico en septiembre con 12 temas, cifra menor a los números musicales del montaje con el que presentó algunos conciertos íntimos, aún sin el formato de musical.

Involucrado en la producción

Tras el lanzamiento del material, Sting, quien no había escrito un material completo y de larga duración desde su disco Sacred Love (2003) se acercó al mejor equipo de producción para lograr el musical que actualmente se presenta en Chicago con pocas funciones, como su antesala a Broadway.

“Fue una experiencia nueva para mí. Había canciones que habían estado reprimidas dentro de mí, pero tan pronto empecé con este proyecto, era casi una escritura automática.

“Ahora siento más fácil mi habilidad para componer canciones.

En dicha entrevista, Sting fue categórico: “Siempre digo que si no tienes nada que decir, es mejor que no digas nada”. El libreto fue escrito por John Logan y Brian Yorkey y la dirección corre a cargo de Joe Mantello, quien no se detuvo para decirle si funcionaban o no las canciones para el teatro musical.

Para darse una idea, Brian Yorkey es el ganador del Premio Pulitzer por Next to Normal y John Logan es uno de los escritores estadunidenses de cine y teatro más prolíficos de su generación, con una profundidad en sus textos que sensibilizan a cualquier espectador.

Sólo baste recordar entre sus trabajos guiones como Gladiador (2000), Star Trek: Némesis (2002), El último samurái (2003), El aviador (2004), la adaptación cinematográfica de Sweeney Todd: El barbero diabólico de la calle Fleet (2007), Hugo (La invención de Hugo Cabret, 2011), Skyfall (2012), además de escribir la obra Rojo, ganadora de seis premios Tony en 2010.“Sting está escribiendo un gran teatro musical. Es claramente Sting pero también es teatro musical. No es sólo música pop trasladada al teatro. El proyecto da miedo porque es diferente, pero eso no me ha asustado antes, te empuja hacia adelante”, señaló Brian York a The New York Times.

The Last Ship no se queda sólo en las memorias del músico, sino que toca temas universales como la complejidad de las relaciones humanas, el paso del tiempo y la importancia de la familia y la comunidad. El musical no cuenta con los éxitos de Sting ni con su aparición sobre el escenario. Música e historia son originales para el montaje.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios