13 de Diciembre de 2017

Entretenimiento

Sufre Juan Manuel Bernal ataques de ansiedad

El actor mexicano ha tenido que recurrir a tratamiento médico después del desgaste emocional que le ha acarreado interpretar a ciertos personajes.

Mi doctor me decía que el cuerpo no sabía si era verdad o mentira lo que vivía con mis personajes: Juan Manuel Bernal. (Captura de pantalla de Milenio)
Mi doctor me decía que el cuerpo no sabía si era verdad o mentira lo que vivía con mis personajes: Juan Manuel Bernal. (Captura de pantalla de Milenio)
Compartir en Facebook Sufre Juan Manuel Bernal ataques de ansiedadCompartir en Twiiter Sufre Juan Manuel Bernal ataques de ansiedad

Agencias
MÉXICO, D.F.- Después de dar vida a un candidato a la Presidencia vinculado con el crimen organizado en Capadocia, a un secretario de Gobernación corrupto en Tlatelolco y a un padre pederasta en Obediencia perfecta, Juan Manuel Bernal experimentó ataques de ansiedad propios de un agotamiento físico que lo llevó a probar un tratamiento de depuración, a fin de cargar la batería y retomar su labor como actor.

“Comencé con ataques de ansiedad que nunca me habían dado por mi trabajo, pero entiendo que fue la carga emocional de cada uno de estos personajes, y aunque no son mis emociones, el cuerpo las resiente. Mi doctor me decía que el cuerpo no sabía si era verdad o mentira lo que vivía con mis personajes por eso los quiero dejar atrás”, comentó Juan Manuel Bernal sobre su trabajo en 2012, dio a conocer Milenio.

“Es un proceso normal para el actor, pero esta liberación la haces entre proyecto y proyecto y en mi caso me llegaron personajes muy intensos en un periodo corto, por eso el cuerpo explotó como olla exprés. Me siento afortunado de hacer estos personajes, aunque de pronto desearía que no llegaran tan cercanos, porque no tengo tiempo de vaciar las emociones y dejarlos atrás”, añadió el actor de 45 años.

"Me mandaron a la lona"

De alguna manera, Bernal se metió en la piel de personajes que rebasaron sus sentidos, “me mandaron a la lona y no me he recuperado de ellos, por eso decidí parar y dedicarme a depurar mi cuerpo y mi mente, dejé todo en relación al trabajo hasta el año entrante cuando vendrán los nuevos proyectos. No quiere decir que esté enfermo, pero debo depurar mi hígado y la mente”.

Y es que Juan Manuel abrió el 2012 como Federico Márquez, el funcionario corrupto de la serie Capadocia que se abrió camino hasta llegar a la silla presidencial. Continuó con Tlatelolco y el secretario de Gobernación llamado Ernesto que ejecutó las órdenes de Gustavo Díaz Ordaz en contra de los estudiantes de 1968 en el filme que dirigió Carlos Bolado.

Llegó entonces Obediencia perfecta, ópera prima de Luis Urquiza que en breve llegará a la pantalla grande, a fin de exponer el caso de pederastia del padre Marcial Maciel. “Está basado en él, pero lo que estamos contando es algo más profundo, porque para abordar la vida de Maciel necesitaríamos como 20 películas, pues vaya personaje”, dijo.

Sin duda, este año fue prolífico para Juan Manuel Bernal, no solo por el hecho de dar vida a personajes de este nivel, sino también porque su trabajo le abrió la puerta a un estatus en el que seleccionar los futuros personajes no dependerá del factor económico, pues “cuando vas creciendo como actor adquieres conciencia social y despierta tu compromiso”, explicó.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios