18 de Diciembre de 2017

Entretenimiento

Vampiros modernos son 'light'

Cineastas consideran que las historias recientes presentadas en cine y literatura acerca de estos personajes nocturnos los han 'despersonalizado'.

Versión de la película Drácula, de 1931, basada en la novela de Bram Stoker escrita en 1897. (Agencias)
Versión de la película Drácula, de 1931, basada en la novela de Bram Stoker escrita en 1897. (Agencias)
Compartir en Facebook Vampiros modernos son 'light'Compartir en Twiiter Vampiros modernos son 'light'

Agencias
MÉXICO, D.F.- Aunque el terror sigue siendo uno de los géneros más atractivos en el cine y la literatura, el afán de lucro por parte de algunos creadores, ha cobrado factura dentro de los arquetipos del subgénero de vampiros, provocando así una despersonalización de las sensuales criaturas de la noche.

De alguna manera, el vampiro que conocimos como un ser de la oscuridad y sediento de sangre “se degeneró” en aras de la comercialización de historias en masa como la saga Twilight o incluso series de televisión como The Vampire Diaries o True Blood, son historias que abandonaron la esencia de “los verdaderos vampiros”, dio a conocer Milenio.

Así lo consideran cineastas que han dedicado su carrera al género de terror, “trascendieron los mitos, pero no la esencia y eso los pierde, es interesante ver discutir a un fan de los vampiros contra uno de Crepúsculo y True Blood, es una disputa interminable, porque no hay relación, son novelas con vampiros”, dijo Miguel Gómez, realizador costarricense con premios internacionales.

Y aunque siempre han existido historias protagonizadas por vampiros en versiones light, los especialistas del género consideran que al paso del tiempo, los personajes de la noche que pueden hipnotizar con la mirada, que mueren con el sol y las estacas en el corazón, entre otras características básicas, se alejan de su esencia.

“Los que brillan no son vampiros, son luciérnagas, pero se entiende la deformación del género por motivos comerciales, ‘Poderoso caballero es don dinero’. Sin embargo, se siguen haciendo vampiros en el más estricto sentido de la sanguijuela voraz que lo que busca es alimentarse, y prueba de ello son las novelas de Guillermo del Toro publicadas por Alfaguara”, dijo Pablo Guisa, director del festival de terror Mórbido.

“Las novelas de Del Toro son homenajes a los vampiros originales, la primera de ellas rinde tributo a Drácula, solo que en lugar de viajar en barco, lo hace en avión, pero los vampiros de verdad siguen y seguirán existiendo por siempre y las luciérnagas de Twilight, al igual que los perros mansos (hombres lobo) tendrán vida corta”, añadió Guisa.

Se mueven en forma distinta

Si bien es cierto que sagas como Twilight o historias en serie como True Blood han acercado al público en masa a los vampiros y hombres lobo, la realidad es que la disputa por la esencia de los mismos continúa. Resulta que el vampiro de estas historias ya se mueve por el mundo en forma distinta.

Por un lado, soportan el sol y controlan la sed de sangre y por el otro son seres capaces de amar, muy en el fondo, tienen alma y sentimientos, pero “lo único que agradezco de estas historias de romance que deformaron al subgénero es que acercan al público al mundo de los vampiros, de ahí la perspectiva puede cambiar para bien con un poco de información sobre el tema”, comentó Pablo.

Y es que, por más que los realizadores en el subgénero traten de entender el fenómeno de deformación, “historias como Twilight o True Blood se alejan del concepto real, son historias con temáticas en tono fantástico”, explicó Andrés García Bogliano, realizador de Ahí va el diablo.

“La primera entrega de Crepúsculo sí tenía algunos elementos del género, pero para la segunda entrega se alejó totalmente de la esencia. No es peyorativo el decirlo, pero como fan del género sabes que no se inscribe en él”, añadió el argentino.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios