18 de Agosto de 2018

Lo más viral

¡Fuego! Hombre intenta quemar su oficina por…

Una vez que el joven provocó el incendio escapó por una ventana.

Incendió la oficina donde trabajaba porque no le habían renovado el contrato laboral. (Captura YouTube)
Incendió la oficina donde trabajaba porque no le habían renovado el contrato laboral. (Captura YouTube)
Compartir en Facebook ¡Fuego! Hombre intenta quemar su oficina por…Compartir en Twiiter ¡Fuego! Hombre intenta quemar su oficina por…

Agencia
BUENOS AIRES.- El ex empleado de una empresa de la ciudad argentina de Bariloche incendió la oficina donde trabajaba porque no le habían renovado el contrato laboral.

En la grabación se puede apreciar cómo el joven de 22 años caminaba por uno de los pasillos de la oficina con un bidón de gasolina en la mano rociando su contenido por el suelo para que prendiese mejor. Después de haberlo cubierto todo con el líquido inflamable que vertió, arrojó un mechero y prendió fuego al lugar, informa el portal de noticias Excélsior.

También te puede interesar: Peritos juegan en la oficina al estilo 'narco'; los despiden

Según recoge 'RT Actualidad', el joven gritaba 'Van a morir todos, hijos de pu…' mientras vertía el contenido de la enorme garrafa. Una vez que el joven provocó el incendio escapó por una ventana del edificio.

Finalmente, las autoridades lograron extinguir el fuego sin que nadie resultara herido y consiguieron arrestar al joven. El video fue grabado y subido a las redes sociales por un testigo que se encontraba en el lugar en ese momento y se ha hecho viral causando furor en Internet.

Otro hecho

 Una mujer que fue despedida de un colegio privado en Heidelberg (Alemania) por comerse una chocolatina de su colega, ha logrado recuperar su empleo tras alcanzar un acuerdo con su jefe, informa Spiegel.

Juliane L., de 64 años, que trabaja con niños discapacitados en un colegio durante más de 30 años, protagonizó el incidente dos años antes de su jubilación.

Sus jefes la despidieron tras acusarla de robar un chocolate de su colega valorado en unos tres dólares, así como de usar la lavadora de la empresa con fines personales y de robar una bolsa a su colega que luego, supuestamente, regaló por error a uno de los alumnos de la escuela.

Sin embargo, cuando el caso fue llevado a una corte local encargada de resolver los casos laborales, el juez decidió que el despido era una medida excesiva y que bastaba con una amonestación. El arreglo del caso permitió a la mujer recuperar su trabajo en el colegio con solo una advertencia disciplinaria.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios